El rayado del asfalto en ‘puntos negros’ de la red viaria vizcaína reduce en casi un 90% los accidentes

La Diputación de Bizkaia ha rayado ya 20 kilómetros de asfalto y proyecta ampliar los tramos de carretera ante el buen resultado de la medida./MANU CECILIO
La Diputación de Bizkaia ha rayado ya 20 kilómetros de asfalto y proyecta ampliar los tramos de carretera ante el buen resultado de la medida. / MANU CECILIO

Solo en los 7 tramos de la A-8 donde se ha retexturizado el firme, los siniestros han pasado en un año de 137 a 17

María José Tomé
MARÍA JOSÉ TOMÉ

A veces, la solución más básica es la más eficaz. Lo que no han conseguido las campañas de concienciación sobre la seguridad del tráfico o la vigilancia policial lo ha logrado algo tan aparentemente sencillo como rayar la superficie de la carretera para permitir una mejor adherencia de los neumáticos. Las técnicas de retexturización del firme, aplicadas a lo largo de 20 kilómetros en diversos ‘puntos negros’ de la red viaria vizcaína, principalmente en la A-8 a su paso por Bilbao, se ha revelado como una de las más eficaces a la hora de reducir la siniestralidad, al minimizar los derrapes y salidas de calzada. Según los datos facilitados por la Diputación, las intervenciones realizadas en el último año han logrado reducir en casi un 90% la proporción de accidentes en esos puntos. En algunos casos, incluso, la siniestralidad prácticamente ha desaparecido.

La reducción en el número de incidencias ha sido tan «significativa» que las técnicas de raspado de la capa superficial del asfalto, realizadas por primera vez en 2016 en Bizkaia, ya se han incorporado a las utilizadas para una «adecuada gestión de los firmes a largo plazo» por los responsables del Departamento de Desarrollo Económico y Territorial, encargados del mantimiento de las carreteras. Una decisión sustentada en los datos comparativos de 12 tramos retexturizados en cuatro viales hace un año, plazo suficiente para extraer conclusiones fiables.

El balance es realmente llamativo: por ejemplo, en los siete tramos de la A-8 intervenidos (en las curvas de Zorroza, entre el enlace de Larraskitu y el enlace de Buia, o en Basurto, entre otros) los accidentes registrados en los últimos doce meses han pasado de 137 a 17 (-88%). Aún más acusado es el descenso en el punto tratado en la BI-631 (entre la gasolinera y el enlace de Santo Domingo), donde prácticamente ha desaparecido la siniestralidad (de 41 accidentes se ha pasado a solo 1). En la subida a Enekuri y en el túnel de Artaza, la mejora en la seguridad del tráfico también es muy evidente, con 28 siniestros menos en el primer tramo) (de 32 a 4) y 24 menos en el segundo (de 31 se ha pasado en 12 meses a 7).

En total, en estos cuatro puntos, la modificación del firme ha permitido reducir la siniestralidad en 239 accidentes en un año, al pasarse de los 241 registrados en los doce meses anteriores a solo 29, ocho veces menos. Una «significativa» disminución, consideran los responsables forales, que se ha logrado gracias a una inversión de 816.000 euros.

Tras una experiencia piloto, las medidas de retexturización de firme se han llevado a cabo en 20 kilómetros de la red viaria vizcaína, en una superficie de unos 248.000 metros cuadrados (similar a unos 11 campos de San Mamés), aunque en algunos casos la intervención tan solo ha afectado a poco más de una decena de metros. Esa es, precisamente, una de sus ventajas: la posibilidad de realizar «actuaciones selectivas en aquellos tramos que presentan problemáticas puntuales» y, además, hacerlo «de manera preventiva».

Su elección no ha sido dejada al azar: en la mayoría de los casos, se trata de tramos con una alta intensidad en el tráfico y elevada siniestralidad, situados en enlaces e intersecciones, o en curvas de elevada pendiente. Son intervenciones fácilmente perceptibles para el conductor, ya que las ruedas ‘suenan’ y el vehículo vibra ligeramente al acceder a las zonas tratadas.

Aunque estas técnicas no habían sido empleadas hasta ahora en las carreteras forales, los responsables del Departamento de Desarrollo Económico y Territorial tenían conocimiento de su fiabilidad por los buenos resultados cosechados por actuaciones similares en otros puntos de la red viaria estatal donde el desgaste del firme hacía necesaria su restauración. Sobre todo desde 2003, cuando su utilización fue refrendada a nivel normativo, lo que generalizó su uso.

Frente a otras actuaciones, como por ejemplo la extensión de nuevas capas de rodadura, estas intervenciones tienen evidentes ventajas: costes más reducidos (hasta cuatro veces menos en el caso de un reasfaltado), menos molestias al usuario (al poder hacerlo en horario nocturno y mediante cortes parciales por carriles), posibilidad de intervenir en tramos reducidos (en algunos casos, en solo 13 metros) y ventajas medioambientales (se reduce el volumen de residuos generados al no utilizarse nuevas materias primas y energía).

Dos técnicas

La retexturización del firme en las carreteras vizcaínas se ha realizado principalmente mediante la técnica del microfresado, utilizada en el 85% del área tratada. ¿De qué manera? Una máquina equipada con un tambor de microfresado efectúa surcos en el pavimento a una distancia media de 8 mm y una profundidad de 4 mm, con el resultado de una nueva textura en la superficie «transitable de una sola pasada». Con este escarificado fino del pavimento se consiguen elevar los valores de adherencia a cotas similares a carreteras «de nueva ejecución», según han constatado los responsables forales. Esta técnica se ha empleado en los tramos de la A-8 entre los túneles de Malmasin y la zona de Ugaldebieta, en el corredor del Cadagua o en el alto de Trabakua, entre otros.

Tráfico Bizkaia

El segundo procedimiento empleado por los responsables forales de mantenimiento vial es el hidrodesbaste. Un equipo de ultra-alta presión (hasta 3.000 bares) instalado sobre un camión y equipado con un cabezal con inyectores de agua giratorios permite por un lado «eliminar el exceso de betún de las mezclas» y, por otro, mejorar la textura del pavimento, que queda listo para usarse de manera instantánea, sin necesidad de realizar barridos o reperfilados posteriormente.

Fotos

Vídeos