Las quejas sobre la OTA de Bilbao obligan a ampliar el servicio de atención al público

Una joven utiliza una máquina de la OTA. /FERNANDO GÓMEZ
Una joven utiliza una máquina de la OTA. / FERNANDO GÓMEZ

El concejal de Movilidad se compromete a que el sistema de control de aparcamientos «esté a pleno rendimiento lo antes posible»

JOSÉ MARI REVIRIEGO

Las quejas por los «desajustes» que sigue sufriendo la OTA de Bilbao han obligado a ampliar el servicio de atención de los usuarios, desbordado por momentos por las desconexiones de los parquímetros. En concreto, la contrata que gestiona el sistema de control de los aparcamientos en superficie ha puesto en marcha una línea de teléfono más para atender las reclamaciones.

Así lo anunció este miércoles el concejal de Movilidad, Alfonso Gil (PSE ) en una comparecencia solicitada por el grupo municipal del PP, crítico con los errores. «El usuario no puede ser el que pague los platos rotos. Esto tiene que ser útil», advirtió la concejala popular Carmen Carrón.

Gil volvió a insistir en la necesidad de renovar toda la tecnología de la OTA, aunque el proceso haya sido «complejo» y en ocasiones «horroroso» por la falta de colaboración entre las empresas tras el cambio de contrata. «Hemos tenido extremas dificultades. Los que se iban no lo han querido poner fácil», señaló el delegado.

El concejal también reconoció errores en el funcionamiento del software de los parquímetros, pero destacó «una mejoría clara» en las últimas semanas. Según los datos aportados, se ha pasado de un 'pico' de quejas de 3.600 del 2 al 8 de octubre a 1.200 del 30 de octubre al 5 de noviembre.

«Vamos a conseguir un mejor servicio. Haremos lo que estimemos oportuno para que esté a pleno rendimiento lo antes posible», aseguró. La nueva OTA entró en funcionamiento en enero e incorporó en julio la posibilidad de realizar las gestiones del aparcamiento desde el teléfono móvil. Con esta aplicación ya se realizan el 15% de los estacionamientos.

Solventar los fallos

La oposición ha emplazado a la Concejalía de Movilidad a extremar el control. El PP, a través de Carmen Cartón, ha urgido a solventar los fallos de un sistema concebido como pionero en España y ha pedido a Gil que «no se ponga medallas al final del camino».

Bruno Zubizarreta (EH Bildu) ha declarado su preocupación por las agresiones a vigilantes de la OTA, debido a situaciones de tensión con usuarios por fallos en el sistema (oficialmente se han producido seis, tres físicas de carácter «leve», y el resto verbales).

Carmen Muñoz (UdalBerri) ha preguntado si el Ayuntamiento «está pensando» en una nueva licitación para cambiar de contrata y ha denunciado que 1.200 quejas «siguen siendo muchas». Gil ha anunciado la apertura de expedientes sancionadores a la empresa por incumplimientos del contrato provocados por los desajustes.

En cualquier caso, EH Bildu y UdalBerri han dado su apoyo a la nueva OTA para ordenar mejor el tráfico de coches y peatones. Por último, Francisco Samir Lahdou (Goazen) ha planteado que los agentes recuperen la autorización para retirar multas «mal puestas».

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos