Un programa de TVE localiza en Barcelona al joven de Plentzia que se fugó de la ambulancia que le trasladaba a Cruces

Momento en el que Jonatan es abordado por el redactor del programa 'Desaparecidos'. /TVE
Momento en el que Jonatan es abordado por el redactor del programa 'Desaparecidos'. / TVE

Jonatan Casimiro, que padece un trastorno psiquiátrico por el que precisa de medicación, sobrevive de la mendicidad y manifestó al programa que se encuentra «bien», pero no mostró intención de volver a casa

María José Tomé
MARÍA JOSÉ TOMÉ

Jonatan Casimiro, el joven de Plentzia en tratamiento psiquiátrico que se fugó de la ambulancia que le trasladaba de Barcelona al hospital de Cruces, ha sido localizado en Viladecans, más de dos meses después de que se perdiera su pista a las puertas del centro sanitario vizcaíno. Un redactor del programa 'Desaparecidos', que emite los miércoles TVE 1, le ha encontrado tras el llamamiento a la colaboración ciudadana hecho hace una semana: decenas de vecinos llamaron al momento para decir que le habían visto tanto en esta localidad como en las cercanas de Casteldefels y Gavá.

Todos los testimonios coincidían en la descripción de Jonatan, de 21 años, como un joven desaliñado que se dedicaba a la mendicidad en los bares y terrazas de estos municipios. También destacaban su comportamiento extravagante. «Se ve claramente que no está bien», detallaba una de las testigos, que aseguraban haberle visto «con chancletas en pleno invierno» y caminando por la carretera en sus desplazamientos entre los tres municipios «a pesar del peligro que ello conlleva».

Un redactor del programa se desplazó a la comarca del Baix Llobregat y gracias a las pistas de los televidentes dio con él cuando salía de un bar de Viladecans. En el breve diálogo que mantienen, Jonatan le dice que está «muy bien» y que vive «solo», para alejarse de inmediato cuando el periodista le dice que su familia está muy preocupada y que si piensa regresar. «Me voy, gracias, hasta luego», son sus únicas palabras antes de continuar su apresurada marcha.

La familia ya se ha puesto en camino para tratar de localizar al joven con intención de ingresarle en un centro psiquiátrico, según detalla su abogado, Carlos Gómez Menchaca. «Están muy preocupados porque necesita medicación y temen que cualquier día les llamen para comunicarles que ha ocurrido alguna desgracia», detalla. Jonatan tiene un grado de discapacidad del 65% debido a su enfermedad psíquica.

Mientras gestionan el regreso del joven, el letrado bilbaíno sigue adelante con la reclamación por daños y perjuicios contra Osakidetzapor falta de vigilancia durante su traslado a Cruces desde el hospital San Joan de Deu, donde ingresó en noviembre tras protagonizar un altercado en la vía pública. Tras permanecer tres semanas ingresado en el centro barcelonés, donde fue diagnósticado de un trastorno psicótico, los responsables médicos aprobaron su traslado a Cruces, al ser su centro de referencia.

El viaje fue programado para el 29 de noviembre. A pesar de que el propio Jonatan advirtió en todo momento de que su intención era fugarse de la ambulancia en cuanto pudiera, los encargados del traslado no permitieron a su padre acompañarle a bordo. Y nada más abrirse las puertas del vehículo medicalizado, el joven cumplió con su amenaza y echó a correr. Su pista se perdió hasta esta semana pasada, cuando fue localizado por el programa que presenta Silvia Intxaurrondo y dirige Paco Lobatón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos