Procesión gastronómica

Alberto Ruiz de Azua, Marino Montero, Luis Olaortua y Javier Diago. /SERGIO MARCOS
Alberto Ruiz de Azua, Marino Montero, Luis Olaortua y Javier Diago. / SERGIO MARCOS

Presentación de la Ruta del Pintxo Nazareno, organizada por BilbaoHistoriko y la Asociación de Comerciantes de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala

TXEMA SORIA

Hace unos años, no demasiados, la mayor parte de los bares y restaurantes de Bilbao cerraban los días de Semana Santa, para pasmo de los turistas y visitantes que acudían a disfrutar de la villa y a probar la excelente gastronomía de la que tanto habían oído hablar. Eso, afortunadamente, parece cosa de otro tiempo, de una época en la que los bilbaínos nos preguntábamos si la ciudad era turística o no. Desde las distintas asociaciones culturales y de comerciantes, que son conscientes de que en la villa debe haber vida durante estos días festivos, han organizado diferentes alternativas para que quienes nos visitan puedan hacer lo que cualquier turista cuando van a conocer otra ciudad.

El pasado viernes, BilbaoHistoriko, que preside Unai Aizpuru, y la Asociación de Comerciantes y Empresa de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala, presidida por Begoña Castaño, pusieron en marcha lo que han bautizado como ‘Ruta del Pintxo Nazareno’ -finalizará el 1 de abril-, en la que colaboran locales como Pikas, Peso Neto, Abaroa, Blanco y Negro, El Gallo, El Laterio, Dando la Brasa, La Viña de San Francisco, Sokarrat, Arias, Florines, Bcool Gourmet, Jay Essada, Eder, Berebar, La Gernikesa, Alpamayo y Nervión, cada uno de los cuales ha diseñado un pintxo exprofeso para la ocasión que únicamente costará un euro.

Ayer por la tarde, pocos minutos antes de que saliera la procesión del Cristo de Medinaceli de la Parroquia de San Francisco de Asís, conocida como la Quinta Parroquia, que iba a recorrer las calles Cortes y San Francisco, se presentó la ruta de pintxos en los locales Blanco y Negro, donde reinan Carlos Macías, Leopoldo Campo y Nacho Apecetche; y en el Sokarrat, regentado por el cocinero Diego Sorni. En el acto estuvieron los concejales bilbaínos Xabier Ochandiano y Carmen Muñoz; las diputadas forales Lorea Bilbao e Isabel Sánchez Robles, Alberto Ruiz de Azua, director de Fiestas del Ayuntamiento de Bilbao; el parlamentario Iñigo Iturrate, Jujo Ortiz, Marino Montero y Tito Borja.

Asimismo acudieron Luis Olaortua, vicepresidente de la Hermandad de Cofradías y Abad de Escolapios; y Javier Diago, Hermano Abad de la Hermandad de Begoña, en cuyos hombros recaerá la responsabilidad de que salgan como dios manda los actos procesionales de Semana Santa; Aitor Elizegi, presidente de Bilbao Dendak; Olatz Elgea, Jon Zarate, Aratz Castro, Igor Arrien, Maite Iturrate, Ana Reka, Michel Guantes y Eduardo Gastaka, gerente de la Asociación de Comerciantes de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala.

No faltaron a la cita Roberto Ibarretxe, responsable de la Bodega Uriondo, que lucía elegante sombrero; Isabel Viñas, Javier Rojo, Aitor Argote, Gorka Álvarez, Irati Martínez, María Carretero, Nerea Sarasola, el joven Mikel Mancisidor, Iker Urkidi, María Asís Fernández, Gorka Guarrotxena, José Manuel Vázquez, de la Cervecería del Casco Viejo, sita en la Plaza de Unamuno; Juan Carlos Varas y Txus Gutiérrez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos