Las principales asociaciones vecinales de Bilbao forman un frente común contra el ruido nocturno

Exterior de la discoteca Moma. /E. C.
Exterior de la discoteca Moma. / E. C.

Acusan al alcalde de convertir las principales zonas de ambiente en «focos de oportunidades delictivas»

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Las agrupaciones vecinales contrarias a los ruidos nocturnos en Bilbao derivados de la actividad de las principales discotecas de la ciudad han arrancado el nuevo año de la misma forma que terminaron 2017: hartos, en su opinión, de que el Ayuntamiento haga «oídos sordos», olvide sus reivindicaciones y les relegue a un «absoluto abandono». Las cuatro asociaciones -Afectados Rodríguez Arias MOMA, Foro Cívico Bilbao/KilbokoHerritarren Foroa Auzokide Elkartea, Uribitarte Anaitasuna y Calle Príncipe Gran Manzana- han dado un golpe de mano e impulsado hace escasas horas un frente común. Han homogeneizado sus pretensiones con la constitución de 'Distrito 6 ABANDOnados, donde la fiesta nunca acaba'.

Las entidades, radicadas en los barrios de Abando e Indautxu, han exigido al alcalde, Juan María Aburto, «el cumplimiento de la ley en materia de medio ambiente y ocupación del espacio público». Los afectados lamentan que las zonas «del mal llamado ocio nocturno» sean un permanente «foco de oportunidades delictivas. El Gobierno municipal olvida que la seguridad y su percepción por el vecindario está directamente relacionada con los problemas de convivencia».

La organización recién constituida ha denunciado la «pasividad y actitud» del equipo de Gobierno (PNV-PSE) por alinearse, a su juicio, con quienes relacionan la animación, el esparcimiento, el jolgorio, la juerga y «la algarada nocturna con la oportunidad para delinquir. A los vecinos nos dejan el suplicio continuo, las noches sin dormir, las llamadas a la Policía Municipal y la suciedad».

«Una constante Nochevieja»

Los afectados se niegan a seguir viviendo cada fin de semana como si la ciudad disfrutase «una constante Nochevieja o Aste Nagusia». Así es, aseguran, el Distrito 6 (ABANDOnados). Una demarcación donde existen «73 licencias concedidas, sólo para el grupo III (pubs y discotecas) con aforo para 10.740 personas, que equivalen al 21% de sus residentes. Y donde, además, se concentran la mayoría de las zonas de botellón de Bilbao». Los vecinos que viven pegados a las grandes discotecas denuncian que durante las navidades se vienen «repitiendo» los espectáculos de «todos los jueves, viernes y sábados del año: vomitonas en los portales, algaradas, peleas, orines, pubs que mantenían sus puertas abiertas permitiendo que la música saliera a la calle y toda la variedad de actos imaginables que conforman el catálogo de comportamientos incívicos».

Además, los promotores de la nueva agrupación ironizan sobre la «buena acogida» que ha suscitado la campaña de contenedores amarillos '¡Encesta!' promovida por el Consistorio para minimizar los impactos del botellón. «Grupos de consumidores tiraban sus vasos y botellas al aire, tratando de encestar en las hipotéticas canastas que debían estar colocadas en las farolas. Una diversión y entretenimiento más, ¡que la fiesta no decaiga!», bromean los afectados, que reprochan la escasa sensibilidad de los gestores municipales. «Parecen olvidar que la seguridad está directamente relacionada con los problemas de convivencia y la gestión del espacio público. Donde entran en juego -subrayan- conflictos de intereses y la diferente concepción y utilización que del mismo hacemos todos los actores de este problema».

Distrito 6 (ABANDOnados) critica que Aburto priorice el derecho al ocio sobre el «derecho al descanso» y no ponga freno a la proliferación de pubs y discotecas. «Sólo pedimos algo muy simple: que el Consistorio se preocupe y ocupe de verdad de nuestra calidad de vida. Y comience, como primer paso y con un control policial exhaustivo, a exigir el cumplimiento de las ordenanzas municipales para eliminar la proliferación de molestias derivadas del ruido nocturno en las zonas de ocio y alrededores, la suciedad, los daños en la propiedad privada y en el mobiliario urbano, las peleas en plena vía pública, el botellón y la ocupación descontrolada y desmedida de las aceras por terrazas».

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos