Las primeras nueve multas desde que comenzó la huelga de la OTA en Bilbao

Muchos parquímetros continuaban ayer cubiertos de pegatinas./MANU CECILIO
Muchos parquímetros continuaban ayer cubiertos de pegatinas. / MANU CECILIO

Una decena de vigilantes peinan el centro de la ciudad en busca de infractores, a pesar del aumento del número de máquinas «saboteadas»

MARTÍN IBARROLA

Coincidiendo con la tercera jornada de la huelga en Bilbao, los vigilantes de la OTA rompieron ayer su tregua y multaron a un total de nueve vehículos a lo largo de la mañana. «Desde el primer día hemos insistido en que el servicio sigue vigente y la obligación de sacar el tique continúa», explicaban desde Eysa-Cycasa, la UTE que gestiona la prestación de aparcamiento. Al menos uno de estos usuarios ingresó el pago de la sanción a lo largo de la jornada. La empresa denunció también situaciones «desagradables», como la «actuación de veinte huelguistas, que increparon a una compañera y le provocaron un ataque de ansiedad». Los implicados suavizan el relato. «Hacíamos un piquete informativo y en todo momento fuimos educados. Nos gustaría que todos estuvieran de nuestro lado, pero respetamos el derecho a trabajar. Eso sí, no entendemos que multen, si la mayoría de las máquinas están tapadas con pegatinas».

Precisamente, una docena de parquímetros aparecieron ayer vandalizados y completamente inutilizados. La empresa aseguró que «las máquina fueron saboteadas con petardos, golpes y silicona». Las mismas fuentes indican que también han sufrido daños una furgoneta ubicada en la base de Santutxu, que amaneció con los cristales rotos, así como la entrada a las oficinas, cuya cerradura ha sido bloqueada con pegamento. «Nosotros no acusamos a nadie, porque no tenemos pruebas. Pero a las personas que lo hayan hecho les recordamos que las máquinas pertenecen al Ayuntamiento, por lo que las reparaciones correrán a cargo de las arcas municipales. Están haciendo daño al bolsillo de los bilbaínos», denunciaba la UTE.

El comité de la empresa se ha querido desvincular de estos actos. «Por supuesto, los rechazamos. Cuando estábamos trabajando también nos hemos encontrado máquinas rotas. Nosotros solo queremos recordar que la huelga ha sido un éxito y que la mayoría de los vigilantes seguimos con nuestro objetivo de reivindicar las condiciones laborales».

El concejal de EH Bildu, Bruno Zubizarreta, ha solicitado que el Ayuntamiento medie en el conflicto de la OTA. «El gobierno no puede mirar hacia otro lado y escudarse, como lo hace habitualmente, en que este es un conflicto que no le atañe porque es el principal responsable del servicio. Ante la actual situación debe moverse y facilitar el acuerdo entre ambas partes». Ayer, el número habitual de tiques vendidos se había reducido a un tercio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos