Lo que vale un piso en Bilbao: entre 1.200 y 6.000 euros el metro cuadrado

Lo que vale un piso en Bilbao: entre 1.200 y 6.000 euros el metro cuadrado

El mercado inmobiliario de Bilbao presenta llamativas diferencias de precio en función del barrio, desde los más asequibles en Rekalde, Otxarkoaga o Zabala hasta las tarifas 'disparadas' de la Gran Vía

Yolanda Veiga
YOLANDA VEIGA

La media matemática son 3.600 euros. A eso cotiza el metro cuadrado de la vivienda de segunda mano en Bilbao. Esto es, un piso de 80 metros por 290.000 euros. ¿Tanto? ¿Solo? Probablemente esta media se ajuste con la realidad de muy pocas zonas de la ciudad, si acaso con Miribilla o con las mejores calles del Casco Viejo, por ejemplo, ya que el abanico de precios es enorme.

Un recorrido por las inmobiliarias de la villa nos muestra ofertas para todos los bolsillos, desde pisos asequibles por 1.200 euros el metro cuadrado que todavía se pueden encontrar en algunas zonas de Otxarkoaga, Rekalde o Zabala a los 6.000 que puede costar el metro en plena Gran Vía.

Casco Viejo Entre 2.000 y 3.200 euros

La Milla de Oro del Casco Viejo es el cogollo de las calles Correo, Bidebarrieta y Sombrerería. «Hay pocos bares, muchos comercios, los pisos son grandes, casi todos tienen ascensor...», así que el desembolso ahí no baja de los 3.000 o 3.200 euros el metro cuadrado, informan en la Inmobiliaria Somera. La otra cara del casco antiguo son las calles Somera, Barrencalle, Belosticalle, Artecalle, Ronda... «En Somera el metro anda por los 2.000 euros, acabamos de vender un piso precisamente ahí, encima del K2, ochenta metros cuadrados con ascensor, tres habitaciones... por 177.000. Pero también hay gente que esa calle te la descarta de entrada por el ruido de los bares», cuenta la responsable de la inmobiliaria, que confirma que ahora «todo el mundo pide primeros pisos en el Casco Viejo para usarlos como apartamentos turísticos». Hasta un tercero también se vende bien, pero de ahí para arriba es difícil porque en esa zona no hay muchos edificios con ascensor. Aunque el Casco Viejo sigue siendo una de las zonas más demandadas de Bilbao, la crisis hizo pupa -«los precios cayeron en algunos casos un 50%»- y no se han recuperado. «Tenemos una buhardilla en un sexto piso en Somera que a los propietarios les costó 40 millones de pesetas antes de la crisis y ahora no vale ni 20. No la pueden sacar a la venta porque no les daría ni para pagar la hipoteca, así que la tienen alquilada por 600 euros. El alquiler en el Casco Viejo funciona».

San Francisco, Bilbao La Vieja y Marzana Entre 1.600 y 3.800 euros

A un paso de las Siete Calles, una zona en auge, Marzana, señalan desde la Inmobiliaria Somera, que también vende pisos allí. «La esquina con Conde Mirasol está de moda, están los bares, los pisos por lo general son bastante grandes y todo esto hace que el metro cuadrado pueda dispararse hasta los 3.800 euros. Ha sido una zona cara toda la vida». Nada que ver, pese a la cercanía de ambas zonas, con Bilbao La Vieja: «En la plaza, por ejemplo, una vivienda de segunda mano seguro que no pasa de los 1.900 euros el metro cuadrado». Y en San Francisco los precios son más bajos todavía. «Allí pueden rondar los 1.600 euros».

Deusto, San Ignacio Entre 2.500 y 2.800 euros

No han levantado aún los pisos nuevos al lado del IMQ -también hay tasados y de VPO- y ya están todos vendidos. «¡Y en un pis pas!». En la Inmobiliaria Amuriza de Deusto confirman el «interés» de la gente por Zorrozaurre, la última gran zona de expansión de Bilbao. «Con eso del plan urbanístico la gente empieza a preguntar», aunque en la Ribera de Deusto hay pocos pisos libres. Allí todavía se encuentran viviendas por 100.000 ó 120.000 euros, aunque la mayoría necesita reforma. Unos precios que nada tienen que ver con los de otros barrios cercanos como Sarriko. «Un piso de 80 o 90 metros al lado del metro te sale por 240.000 o 270.000 euros». Cifra en todo caso muy alejada de las que manejaban antes de la crisis. «Por esa misma casa hace unos años te pedían 360.000». Y se vendía. Ahora no. «Los vendedores suben mucho, están sobrevalorando sus viviendas, aunque en octubre hemos tenido una racha buena de ventas. Ahora, sin embargo, llevamos días que no llama nadie. Está costando salir de la crisis, quizá porque aquí entró tarde y ahora estamos tardando en levantar cabeza».

Indautxu, Gran Vía Entre 2.500 y 6.000 euros

La terraza y el garaje encarecen siempre el precio... imagínense en la Gran Vía de Bilbao. Es la zona más cara de la ciudad y en esta cotizada calle el metro cuadrado se dispara hasta los 6.000 euros, según informan en la Inmobiliaria Basagoiti. Aunque a la milla de oro bilbaína le ha salido una competidora de precios parecidos: «la Plaza Euskadi es la otra zona donde más caros son los pisos, que encima son nuevos y tienen garaje directo. Tenemos allí un piso de 94 metros cuadrados que se vende por 730.000 euros y otros 50.000 si los clientes quieren un trastero de nueve metros». ¿Se podría bajar el precio? «En general los precios se pueden bajar un 10%», comentan en la inmobiliaria, que trabaja principalmente la zona de Indautxu. Allí las diferencias son enormes. «Depende de la calle, de si la estructura es de madera, de si es un primer piso u otro más alto. Pero lo más económico no baja de los 2.500 euros el metro cuadrado, y eso si es un piso interior. Uno que no lo sea ronda los 3.800 ó 4.000» y los que se animan a comprar en Indautxu «normalmente buscan casas amplias, de 100 o 120 metros de superficie».

Santutxu Entre 2.200 y 3.500

Si en Indautxu se buscan pisos grandes, en Santutxu tienen buena salida los pequeños. «Acabamos de vender uno de 52 metros en Luis Luciano Bonaparte por 143.000 metros, a 2.750 euros el metro. Y otro en Iturriaga, que es muy buena ubicación, de 45 metros por 150.000, a 3.300 el metro. En Fika, sin embargo, ha salido por 152.000 uno de 70 metros, a poco más de 2.000 el metro». Ponen estos ejemplos en la Inmobiliaria Santutxu, ubicada en un barrio «con mucha demanda». «Es una buena zona, hay de todo, y el que es de aquí quiere seguir viviendo aquí. A la gente le tira su barrio, sobre todo a los jóvenes, y es que hay un ambiente... Nosotros estamos en plena zona de poteo y los viernes a las siete de la tarde esto se pone...». Así que los pisos, pese a la crisis, se han ido vendiendo. Otra cosa es a qué precio. «Durante la crisis bajaron mucho las tarifas, no te voy a decir a la mitad pero casi». Y eso que en Euskadi, sostienen los responsables de esta inmobiliaria, «la crisis no se ha notado tanto como en otras comunidades autónomas».

Otxarkoaga, Txurdinaga Entre 1.200 y 2.500 euros

Pese a ser barrios 'fronterizos' Otxarkoaga y Txurdinaga no tiene mucho que ver, al menos hablando del mercado inmobiliario. En Otxarkoaga «las casas son más pequeñas, en torno a los 55 metros cuadrados, y el metro cuadrado oscila entre los 1.200 y los 1.500 metros», explican desde la Inmobiliaria Aresti. En Txurdinaga, por el contrario, «el tamaño medio son 80 ó 100 metros y el precio también es más elevado, de 2.500 euros para arriba». En todo caso en ambos barrios se vende «bastante bien» y la media que tarda en darse salida a un piso oscila «entre los tres y los seis meses». «He llegado incluso a vender alguno de un día para otro», cuenta una responsable de la inmobiliaria, que considera que tardar más de medio año en vender «es demasiado». No se llega a eso normalmente en Txurdinaga, «un barrio practicamente nuevo en el que la mayoría de los bloques tienen de 20 a 40 años y 60 los más antiguos». El entorno, además, contribuye al atractivo de una zona a la que ya llega también el metro. «El suburbano ha ayudado pero no tanto como se pensaba. Lo que gusta de este barrio es que no hay calles, hay avenidas muy amplias, la mayoría de las viviendas tienen garaje...».

Rekalde Entre 1.200 y 2.000

«Rekalde es una alternativa interesante porque no está excesivamente lejos del centro y los precios son más asequibles». La horquilla se sitúa entre los 1.200 euros el metro cuadrado de los barrios como Peñascal, Betolaza o Uretamendi, los 1.500 del centro de Rekalde, o los 2.000 si te acercas a Amézola, informan en la inmobiliaria La Casa Agency Rekalde. Y, como en todo, hay excepciones. «El año pasado se vendió uno por 2.200 euros el metro cuadrado y si está reformado igual te sube a 2.500, pero no es lo habitual». ¿Qué busca el vecino de Rekalde? «Lo primero es la ubicación, que es algo que no puedes cambiar con una reforma. Eso es lo prioritario y, a continuación, el ascensor, la altura del piso...». A «cota cero» los demandan los mayores, que son un colectivo muy numeroso en el barrio. «Hay pisos que tienen escaleras hasta el ascensor o en los que el ascensor no llega hasta el último piso. La gente más mayor busca que no haya escaleras por ningún lado, por eso en muchos casos se ha puesto como solución una rampa desde el portal hasta el elevador».

Basurto Entre 2.600 y 2.800 euros

Está de moda Basurto. Lo confirman los datos de venta de pisos de la Inmobiliaria Euskalcasa, que fijan el precio medio en la zona en torno a los 2.700 euros. «Basurto tiene mucha salida porque es una zona con mucho movimiento, buena prensa y está muy bien comunicada, ya que gracias al hospital llegan aquí autobuses de todas partes». Hay de todo, pero el perfil más habitual del demandante de piso en este barrio de Bilbao es «una familia joven con hijos». Pese a que no es una zona «donde esté especialmente barata la vivienda», los responsables de la inmobiliaria aseguran que la negociación del precio final siempre se suele hacer «a la baja» y perfectamente se puede reducir el precio inicial «entre un 5% y un 10%».

Uribarri, Matiko y Campo Volantín Entre 1.500 y 3.700

Lo mejor para hacer la media son ventas reales. Tres: un piso de 72 metros cuadrados sin ascensor pero reformado por 115.000 euros (a 1.600 el metro cuadrado), un quinto sin ascensor de 60 metros a reformar por 88.000 (1.450 euros el metro) y otro en un segundo de Zurbaranbarri sin ascensor, 55 metros por 105.000 (1.900). Los datos los ofrece la Inmobiliaria Estudio, que asegura que Uribarri tiene «movimiento». «Viene mucha gente joven y otros con algunos ahorrillos que compran a precio asequible para después alquilar». Otra cosa es la zona de abajo, la del Campo Volantín, donde el precio se duplica. «Acabamos de vender uno en la plaza del Funicular, que es de las zonas que más gustan, un piso de 75 metros con garaje por 280.000 euros», así que el metro sale a 3.700, como en las zonas más cotizadas de la ciudad. El punto intermedio es el áerea de Matiko, donde una reciente venta fija el precio del metro en torno a los 2.300 euros. «Aquí se paga la ubicación». ¿Y el metro no ha revalorizado los precios en Uribarri? «No tanto como se creía porque hay que hacer trasbordo para ir casi a cualquier sitio. Muchos vecinos de Uribarri bajan andando hasta Abando en menos de diez minutos y cogen allí el metro».

Miribilla Entre 3.400 y 3.500 euros

La referencia de un piso de segunda mano en Miribilla es la siguiente: 95 metros con garaje y trastero, 330.000 euros. La ofrecen en Inmobiliaria Patricia Viso 2004, pero advierten que la venta en la zona está «un poco estancada». «Están haciendo dos promociones nuevas y la gente prefiere esperar a estrenar. Además, los nuevos se venden a un precio más bajo que los de segunda mano». La vivienda usada, en todo caso, es prácticamente nueva porque Miribilla ha sido la última zona de expansión de Bilbao. «Como mucho son pisos de diez años, grandes, con garaje y trastero...». Que compra gente joven y no tan joven. «Hay personas mayores que vivían en otros barrios de Bilbao, en casas antiguas de madera sin ascensor, y que por la cuestión de la accesibilidad están vendiendo sus viejos pisos para mudarse a Miribilla».

Zabala y San Adrián Entre 1.400 y 2.700 euros

Próximas pero alejadas en precios. Las zonas de Zabala y de San Adrián evidencian la brecha de tarifas que existe en el mercado inmobiliario. «En San Adrián solemos vender pisos grandes, de 90 metros, con garaje y trastero, que suelen comprar personas jóvenes que son del barrio de siempre. Precisamente acabamos de vender uno que salía a 2.600 euros el metro cuadrado y tendremos otros cuarenta o cincuenta a la venta», cuentan en Renovatia Inmobiliaria, y establecen el abanico de precios en este punto de Bilbao «entre 2.200 y 2.700 euros». Más económica está la vivienda de segunda mano en Zabala. «El metro cuadrado puede oscilar entre los 1.400 y los 1.800 euros aunque hace poco hemos vendido uno, de hormigón y con ascensor, por 2.000 euros. Es una cantidad alta para la zona», reconocen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos