El Correo

«La entrega de las armas de ETA no puede ser objeto de negociación», dice Francia

El ministro francés de Interior, Bruno Le Roux.
El ministro francés de Interior, Bruno Le Roux. / EFE
  • Día y medio después del anuncio de la banda terrorista, el Eliseo rompe su silencio para negar la posibilidad de ninguna contrapartida por el final de su actividad asesina

El ministro francés de Interior, Bruno Le Roux, ha afirmado este sábado, día y medio después de que ETA anunciara que se habrá desarmado para el 8 de abril, que la entrega de armas «no puede ser objeto de ninguna negociación».

«La única solución para un desarme acorde con la ley es señalar la localización de esas armas a las autoridades», ha añadido el ministro en un comunicado de prensa.

En el texto, Le Roux recuerda el reciente comunicado de ETA en el que manifiesta su voluntad de «entregar las armas que tiene ocultas en territorio nacional francés. Estas armas están en manos de una organización terrorista cuyos miembros son perseguidos o buscados por la justicia en el contexto de procedimientos criminales en Francia y en España», advierte. «Estas armas y explosivos constituyen pruebas de las investigaciones en curso», por lo que «solo la autoridad judicial está habilitada para hacerse cargo de ellas», argumenta Le Roux, que advierte que «toda manipulación de estas piezas podría entorpecer el curso de la justicia y el esclarecimiento de la verdad».

Le Roux concluye que «sin embargo, si ETA tiene intención de proceder a su disolución y de someterse a la ley, deberá entregar todas sus armas a ambos lados de la frontera»

Luhuso

El Eliseo sale así al paso de la petición, esta mañana, de 'grupo de Luhuso' reclama al Gobierno francés que colabore con el desarme de ETA. El 'grupo de Luhuso' son los representantes de la sociedad civil de Iparralde en los que ETA ha delegado la responsabilidad de facilitar su desarme. La petición la han realizado en una jornada que el Foro Social ha organizado en Biarritz, una cita a la que ha asistido una amplia representación de EH Bildu, con su portavoz Arnaldo Otegi a la cabeza. Los 'artesanos de la paz' de Luhuso, como ellos mismos se denominan, han asegurado que el proceso de desarme «seguirá adelante aunque sea de forma unilateral», aunque han indicado que lo deseable es que el Estado francés se implique para que se cierre lo antes posible.

Esta mañana, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha asegurado a ETA que no habrá contrapartidas a su anuncio de desarme unilateral. El jefe del Ejecutivo ha insistido en que, por mucho que entregue todos sus zulos el próximo 8 de abril, tal y como adelantó ayer el ecologista y sindicalista de ELA ‘Txetx’ Etcheverry, el Gobierno mantendrá la «misma posición» que ha defendido desde que la banda decretó el cese de la violencia en octubre de 2011. «No habrá nada a cambio de nada. Porque nada puede haber», ha advertido Rajoy en un discurso en el que ha endurecido un punto más el tono con el que ayer acogieron el anuncio sobre el desarme.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate