El Correo

Los guardias civiles niegan las torturas a Sandra Barrenetxea

Imagen del juicio celebrado hoy en Bilbao.
Imagen del juicio celebrado hoy en Bilbao. / Borja Agudo
  • Arranca el juicio en la Audiencia de Bizkaia contra cuatro agentes por presuntos malos tratos a una dirigente de Ekin

Negaron las acusaciones de tortura y aseguraron que el médico forense que visitó a la detenida «en ningún momento» les habló ni certificó que fuese víctima de «golpes o malos tratos». Los cuatro guardias civiles acusados de agresión sexual, torturas y lesiones a Sandra Barrenetxea han testificado esta mañana en la Audiencia Provincial de Bizkaia, en la primera sesión de un juicio que se alargará hasta el viernes.

Los agentes participaron en un operativo policial en Bilbao en 2010 en el que fueron detenidas nueve personas, entre ellas la propia demandante, por pertenecer a la organización Ekin, cercana a ETA. Fueron los responsables de su custodia, tanto en Bilbao como en Madrid, y de su traslado a la Audiencia Nacional. Barrenetxea fue condenada en 2016 a un año y nueve meses de prisión por la Audiencia Nacional el considerar que formaba parte del organigrama de Ekin, estructura que servía, según los jueces, como «polea de transmisión» de la banda terrorista dentro de la izquierda abertzale. Al igual que los otros detenidos, la pena fue mínima –no ha tenido que entrar en la cárcel- porque la implicada reconoció su vinculación con la banda armada y renunció expresamente a la violencia tras llegar a un pacto con la Fiscalía y las acusaciones, la Asociación Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia. Varios de los arrestados presentaron denuncias por malos tratos policiales, pero únicamente la de Barrenetxea ha culminado en juicio. La acusación particular, que conforma la abogada Jone Goirizelaia, solicita 19 años de cárcel para cada uno de los guardias civiles que esta mañana se han sentado en el banquillo por agresión sexual, torturas y lesiones. Fiscalía, Abogacía del Estado y defensa demandan su libre absolución al considerar que no cometieron ninguno de los delitos.

Los cuatro agentes, arropados por decenas de compañeros de paisano, han comparecido ante el tribunal formado por Reyes Goenaga, Alfonso González Guija y Juan Manuel Iruretagoyena. Se han negado a responder a las preguntas de Jone Goirizelaia y todos han rechazado los hechos de los que se les acusa. Sandra Barrenetxea, cuyo testimonio se escuchará mañana miércoles, denunció, entre otras prácticas, agresiones sexuales, prácticas de asfixia –la bolsa-, golpes en la cabeza, amenazas de violación, posturas forzadas, ejercicios físicos y métodos para evitar que durmiera. Los guardias civiles han sido interrogados tanto por el Ministerio Fiscal como por su defensa por todos estos hechos, que han negado uno tras otro. «El trato fue perfectamente correcto en todo momento, se veló por el cumplimiento de sus derechos y de su seguridad», declaró uno de los agentes, que acompañó a la detenida desde el momento de su arresto hasta su entrega en Madrid, ni tampoco durante su traslado en carretera. Los agentes han confirmado que Barrenetxea fue visitada en reiteradas ocasiones durante los tres días que permaneció en los calabozos por sendos médicos forenses, sin que, aseguraron, certificase la existencia de malos tratos. «¿Les mencionó algo alguna vez?», ha preguntado el representante del Ministerio Fiscal a cada uno de los acusados. «No», han respondido todos. Tampoco se les comunicó, han señalado, que requiriese de «medicación» alguna.

Sandra Barrenetxea se negó a ser fotografiada. Tampoco permitió que le tomaran las huellas ni muestras biológicas de ADN, y se acogió al derecho a no declarar. Uno de los guardias civiles ejerció como comisionado para la toma de declaración de la entonces acusada en Madrid. Según ha asegurado, su abogado no hizo “ninguna reseña” sobre «el trato recibido» por su cliente. «De lo contrario, habría quedado constancia de ello», ha expresado el agente durante la vista oral.

El juicio continuará mañana con el testimonio de Sandra Barrenetxea y de varios foreneses. Finalizará el viernes con los informes de conclusiones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate