El Correo

El PNV se dispone a negociar «sin líneas rojas» el Presupuesto de Rajoy

Ortuzar, acompañado por los burukides Aurrekoetxea y Zarate, se entrevistó ayer en Tenerife con el presidente canario, Fernando Clavijo.
Ortuzar, acompañado por los burukides Aurrekoetxea y Zarate, se entrevistó ayer en Tenerife con el presidente canario, Fernando Clavijo. / e. c.
  • Montoro remitirá en breve a los jeltzales el detalle de las partidas y Alonso sugiere una colaboración sostenida para agotar la legislatura

El Gobierno central y el PNV se resisten todavía a enseñar las cartas con las que jugarán la partida de la negociación presupuestaria que acaba de comenzar. Por el momento, los jeltzales solo dejan entrever que van a por todas y sin complejos y que afontarán las conversaciones con el Ejecutivo del PP «sin líneas rojas». «Somos un partido muy realista. Lo nuestro son líneas verdes, no rojas. Hay que discutir de todo y ya se verá si se puede avanzar más o no», concedió Aitor Esteban tras su «primera toma de contacto» con el ‘núcleo duro’ del Ministerio de Hacienda.

La reunión de Cristóbal Montoro y su equipo de confianza con el portavoz jeltzale en el Congreso y la diputada Idoia Sagastizabal, nuevo bastión económico del grupo parlamentario, el miércoles, sirvió para constatar que hay agua en la piscina. Que el Ejecutivo central ha optado por la alambicada solución de sumar a Ciudadanos y a nacionalistas vascos y canarios para intentar sacar adelante las Cuentas y asegurarse la posibilidad de agotar la legislatura sin sobresaltos. El propio Esteban se fijó ayer como objetivo lograr un acuerdo «coherente, lógico y beneficioso para Euskadi».

Con el PSOE inmerso en su proceso de primarias, el Gobierno de Mariano Rajoy sabe que no puede contar con el respaldo socialista, gane o pierda Pedro Sánchez, a medio plazo. Y por eso, Esteban recordó ayer en los pasillos del Congreso que, si el Ejecutivo central logra su propósito de aprobar el Presupuesto para 2017, no podrá hacerlo antes de mayo o junio. Y casi sin solución de continuidad, en septiembre, deberá afrontar la tarea de aprobar, presentar y negociar unas nuevas Cuentas, las de 2018. Los jeltzales son conscientes del escaso margen de gasto con que cuenta el Gobierno pero también saben que, si quiere apoyarse en el PNV puede encontrar fórmulas que garanticen una liquidación satisfactoria del Cupo y una nueva Ley Quinquenal, además de eliminar los asideros legales que propician los recursos contra las OPEs en la Ertzaintza.

«Podría serlo más»

La clave la dio el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, que dejó claro que el PNV «es importante» ahora pero «podría serlo más si quiere». El líder popular sugirió así la posibilidad de que Rajoy se apoye en los jeltzales más allá de la actual negociación presupuestaria. «Vamos a intentar el diálogo hasta el final porque creo que a todo el mundo le interesa que la legislatura no sea fallida, que pueda continuar bien », apostilló.

El PNV, por su parte, insistió en que el Ejecutivo de Rajoy no le ha ofrecido extender su sociedad porque ni siquiera han comenzado a hablar en profundidad del Presupuesto de este año. En la cita del miércoles, Montoro se limitó a ofrecer cifras «genéricas» y globales, según las fuentes consultadas, aunque se comprometió también a remitir la próxima semana al PNV «datos concretos» y el desglose de las previsiones de gasto ministerio a ministerio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate