El Correo

Rajoy deja en el aire la reapertura de Garoña

Rajoy deja en el aire la reapertura de Garoña
/ EFE
  • El presidente del Gobierno alega que quedan «seis meses» para tomar la decisión y afirma que el Ejecutivo exigirá «las máximas condiciones de seguridad nuclear» para la central burgalesa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se ha pronunciado este miércoles sobre si reabrirá o no la central nuclear de Santa María de Garoña, alegando que tiene seis meses antes de tomar la decisión. En este tiempo, según ha precisado, deben cumplirse algunos trámites, entre ellos, que el Ejecutivo escuche «a todos los que tengan interés»en este tema.

Rajoy también ha asegurado que el Ejecutivo exigirá «las máximas condiciones de seguridad nuclear» para la central burgalesa y para cualquier otra instalación nuclear. Esa ha sido la respuesta a la pregunta formulada por el portavoz del PNV, Aitor Esteban, acerca de las intenciones del presidente sobre la reapertura de Garoña durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles.

Esteban le ha recordado que «la posición mayoritaria», tanto social como política, es favorable al cierre y ha mostrado su temor de que el PP ponga en marcha la central y que ésta luego sea apagada por una decisión posterior, teniendo que pagar los costes que eso conlleva los ciudadanos.

«La reapertura no tiene ningún sentido»

El portavoz nacionalista ha destacado que Garoña es la planta más antigua de España, que su reactor es del mismo tipo del de la central japonesa de Fukushima , que su reactor supone «simplemente el 0,4 por ciento de la potencia instalada en España» y no llega al 6% de la potencia nuclear en el país. «Esto no va a abaratar el precio de la electricidad, ni mucho menos, es una central vieja y tiene riesgos, no le vemos ningún sentido», ha destacado en su discurso.

«Entiendo sus argumentos y sus razonamientos pero soy el presidente y tengo que cumplir los trámites que dice la ley», ha insistido Rajoy, quien ha apuntado que primero es Nuclenor, la empresa gestora de la planta, quien debe pronunciarse y después el Gobierno comenzará la ronda de contactos. Además, ha precisado, después de que el Ejecutivo tome una decisión, el Consejo de Seguridad Nuclear también tendrá algo que decir.

Castilla y León sí quiere la central

«En todo caso les escucharemos a ustedes y todas las instituciones que han manifestado su intereses» sobre este tema, ha asegurado el presidente para destacar que sí hay instituciones favorables a la reapertura de Garoña, como la Junta de Castilla y León.

Del mismo modo, Rajoy ha defendido su actitud, que ha calificado como las «más prudente, razonable y sensata», de «estudiar a fondo los razonamientos de unos y de otros» antes de tomar una decisión. «Intentaremos tomar la mejor decisión en defensa de los intereses de todos», ha concluido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate