El Correo

Montoro y Esteban se reúnen en Madrid para empezar a negociar el Presupuesto

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, conversa con los diputados del PNV, Pedro Azpiazu y Aitor Esteban, en una imagen de archivo.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, conversa con los diputados del PNV, Pedro Azpiazu y Aitor Esteban, en una imagen de archivo. / J.J.Guillen
  • El impulso a la alta velocidad y la liquidación del Cupo, claves para encarrilar las conversaciones entre el Gobierno central y el PNV

El Gobierno central y el PNV han pisado el acelerador para encarrilar su recién inaugurada negociación presupuestaria. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, se han reunido esta tarde en Madrid para sentar las bases del posible futuro apoyo de los peneuvistas a los Presupuestos Generales del Estado, que el Ejecutivo del PP tiene previsto remitir al Congreso antes de Semana Santa. Descartado el PSOE tras la irrupción de Pedro Sánchez en la carrera de las primarias socialistas, Rajoy cierra sus pactos con Ciudadanos y Coalición Canaria, al tiempo que su Gobierno baja a la arena para lograr el apoyo jeltzale.

Horas después de que el diputado nacionalista desvelara que el titular de Hacienda le había telefoneado a finales de la semana pasada, ha llegado la esperada cita, el encuentro que pública y oficialmente da por abiertas las negociaciones. Junto a Montoro y Esteban, en el encuentro, que se ha prolongado más de hora y media en la sede del ministerio, han participado la portavoz presupuestaria jeltzale, Idoia Sagastizabal, el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya y el secretario de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, lo que da idea del nivel de profundización de las conversaciones. No obstante, el PNV ha puntualizado que no ha existido ningún «intercambio de documentación» y ha limitado la cita a una «primera toma de contacto». Los interlocutores no se han emplazado a ningún próximo contacto.

Hasta ahora han existido guiños, contactos preliminares, conversaciones informales y todo un despliegue de gestos de Moncloa para no contrariar a los jeltzales. Los Gobiernos central y vasco alcanzaron un acuerdo para zanjar el litigio en torno a la Ley Municipal y el Ejecutivo del PP retiró asimismo el recurso contra el decreto de contratación pública. Asimismo, Euskadi ha arrancado al ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, el compromiso de soterrar el TAV a su entrada a las tres capitales vascas.

Pero el tira y afloja propiamente dicho comienza ahora. Aunque, según fuentes del PNV, Esteban ha acudido sobre todo a «escuchar», los jeltzales tienen claro el precio de su respaldo, pese a ser conscientes de que el nivel de gasto comprometido y la escasa recaudación hacen que el margen para negociar sea más bien estrecho. El acuerdo para liquidar el Cupo es prioritario para Sabin Etxea y para el Ejecutivo de Vitoria, que cifra en 1.600 millones la diferencia contable entre los cálculos de ambas Administraciones. El propio consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu, ha avanzado esa cantidad como punto de partida de la negociación tras hablar, en un primer momento, de 1.100 millones. Al acuerdo sobre las cantidades pendientes, deberá sumarse otro para actualizar el Cupo que Euskadi debe pagar al Estado en una nueva Ley Quinquenal y la renovación del Concierto Económico para actualizar los impuestos de nueva creación. El impulso a la alta velocidad, las fórmulas para garantizar la tasa de reposición en la Ertzaintza hasta los 8.000 agentes y la rebaja de la tarifa energética a las acerías vascas serán también claves para inclinar al PNV hacia el ‘sí’. Su voto es crucial tanto para evitar la devolución del Presupuesto en el trámite de totalidad como para lograr la aprobación de las Cuentas en la votación final, antes del verano.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate