El Correo

«Lo lógico es que se reduzca el número de policías en Euskadi», dice el fiscal superior

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro.
El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro. / Rafa Guitiérrez
  • Juan Calparsoro reconoce que hay que adaptar los procedimientos policiales y judiciales a las nuevas formas de delincuencia tras el cese del terrorismo

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha afirmado que el número de agentes policiales que hay en Euskadi «lógicamente se irá reduciendo» tras el cese del terrorismo de ETA, aunque ha reconocido que también será necesario adaptar el funcionamiento de las fuerzas de seguridad a la aparición de nuevas formas de delincuencia.

Calparsoro ha presentado este martes en el Parlamento vasco la Memoria de la Fiscalía de Euskadi correspondiente a 2015, que ya había sido dada a conocer el pasado mes de septiembre.

En su intervención, se ha referido al número de agentes de los distintos cuerpos de seguridad desplegados en Euskadi, una cuestión sobre la que el Gobierno central y el Ejecutivo autonómico han vuelto a discrepar esta semana. El Gobierno vasco reclama un repliegue de la Guardia Civil y de la Policía Nacional tras el cese del terrorismo de ETA, y ha criticado la decisión del Gabinete de Mariano Rajoy de recurrir la última OPE de la Ertzaintza.

Por su parte, el delegado del Gobierno, Javier de Andrés, aseguró este pasado lunes que no es «necesario» reducir el despliegue de la Guardia Civil en Euskadi, sugiriendo incluso que, en todo caso, lo que sería recomendable es aumentar el número de agentes de este cuerpo.

Este martes, y en respuesta a los grupos parlamentarios, Calparsoro ha afirmado que desconoce «cuántos» agentes de los distintos cuerpos de seguridad es necesario tener en Euskadi, una cuestión que «corresponde» determinar al Gobierno.

Cifra «amplia»

No obstante, ha asegurado que la cifra actual ya es «amplia». Incluso ha recordado que el País Vasco, hace unos años, era el territorio de Europa con «más policías» por habitante. Esto, según ha recordado, «ha sido necesario, desgraciadamente», debido al terrorismo de ETA. Por ese motivo, ha afirmado que «en la medida que ya no existe el terrorismo de ETA, lógicamente se irá reduciendo el número de efectivos policiales» en la comunidad autónoma.

El fiscal superior, que ha afirmado que en el ejercicio de sus competencias nunca ha percibido que exista «un problema de falta de policías», ha reconocido que la aparición de «nuevas formas de delincuencia» hace necesario que los cuerpos de seguridad, junto a la propia Fiscalía y otras instancias, adapten y mejoren sus procedimientos para hacer frente a esas nuevas amenazas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate