El Correo

Sémper respalda a Cifuentes y defiende la fórmula 'un militante un voto' para el PP

El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Borja Sémper.
El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Borja Sémper. / Jesús Andrade
  • El presidente de los 'populares' guipuzcoano secunda la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid de que los afiliados voten también al líder nacional del partido

El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Borja Sémper, ha rechazado hoy que exista un «pulso» entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque ha defendido la fórmula «un militante un voto» para elegir al líder del partido.

En una entrevista en Onda Vasca, Sémper se ha posicionado así a favor de la propuesta de Cifuentes, quien pide que se aplique la premisa 'un militante, un voto' en las próximas primarias de los 'populares', donde se elegirá al presidente nacional, regional y provincial. Es la forma idónea, defiende la presidenta de la Comunidad de Madrid, de avanzar en la regeneración democrática y devolver el protagonismo del partido a los afiliados como elemento clave para la revitalización del PP.

En el encuentro radiofónico de esta mañana, Sémper ha apoyado esta máxima, indicado que los estatutos del PP «deben reflejar un partido que da voz a sus militantes» como «lo hace ahora», pero «ensanchando un poco más esa posibilidad». Deben alcanzar, ha dicho, «una fórmula lo más abierta posible y lo más participativa posible».

A pesar de sus diferentes posturas, Sémper se ha mostrado convencido de que «no existe ningún frente» entre Rajoy y Cifuentes, una persona «cercana y leal» al presidente del Gobierno. El presidente del PP guipuzcoano considera que la propuesta de la madrileña es «legítima» y «se tiene que debatir» en el próximo congreso del PP en febrero. «Está bien vivir en un partido que no es una secta, un partido vivo en el que unos y otros tengan opinión».

Preguntado por las posiciones del expresidente del PP José María Aznar, ha rechazado la posibilidad de que lidere una nueva formación política aunque son «públicas y notorias» las discrepancias con el partido. En este sentido, ha valorado el «modelo anglosajón de expresidentes» que «siempre que hablan es para bien y para apoyar, un modelo que en España vendría muy bien».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate