El Correo

El Gobierno vasco devolverá 8 millones a 4.000 trabajadores públicos a los que redujo la nómina ilegalmente

Sáenz de Santamaría y Josu Erkoreka, en presencia de De Andrés.
Sáenz de Santamaría y Josu Erkoreka, en presencia de De Andrés. / Igor Aizpuru
  • Recortó en 2010 el salario al personal laboral no directivo de las sociedades públicas cuando el Ejecutivo central solo obligaba a hacerlo con los funcionarios y los cargos de confianza

El Gobierno vasco va a iniciar el proceso para devolver a unos 4.000 trabajadores de las sociedades públicas del territorio -el personal laboral no directivo- la parte del salario que le redujo en 2010 contra el criterio impuesto por el Ejecutivo cental. Lakua calcula que la medida podía suponer un gasto aproximado de unos 8 millones de euros que deberán incluirse en el presupuesto para 2017 que ya se está elaborando.

Según ha explicado el portavoz del Gobierno autonómico, Josu Erekoreka, Lakua amplió en 2010 el recorte de los emolumentos del personal de las sociedades públicas más allá de lo establecido por el entonces Gobierno del PSOE. El llamado 'zapaterazo' obligaba a recortar hasta el 5% del salario a los funcionarios y a los altos cargos de la administración, y el Ejecutivo vasco extendió la medida al personal laboral de las sociedades públicas. «Decidimos que la medida debía afectar por igual», ha reconocido Erkoreka.

La decisión provocó una cascada de recursos judiciales. Uno acabó siendo estimado por el Tribunal Supremo y el Constitucional dictó sentencia definitiva en 2015. Con esa base, durante el año pasado todos los litigantes cuyos recursos no fueron aceptados en primera instancia volvieron a presentar reclamaciones y, una vez que todos los procesos han finalizado, al Gobierno vasco le toca acatar lo convenido y recular. «El planteamiento judicial es claro e inequívoco», ha dicho Erkoreka en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que ha puesto en marcha el proceso de reembolso. De momento, Lakua ha solicitado a las sociedades públicas que cuantifiquen el personal laboral no directivo y los emolumentos que se les habría reducido de las nóminas en 2010. A la espera de las cifras definitivas, el propio Erkoreka ha calculado que podría haber unos 4.000 afectados a los que se deberían devolver unos 8 millones de euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate