El Correo

El PP cree que Urkullu debería ir a la toma de posesión de De Andrés

Llanos con Alonso y De Andrés en un acto del PP en Vitoria.
Llanos con Alonso y De Andrés en un acto del PP en Vitoria. / J. A.
  • Emplaza al PNV a dejar «el lamento continuo» y a esforzarse en la negociación con el Gobierno central

La secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, cree que el lehendakari, Iñigo Urkullu, debería estar pasado mañana en la toma de posesión de Javier de Andrés como nuevo delegado del Gobierno porque representa a todos los vascos «y no solo al PNV». «Él ha elegido no acudir y nosotros no lo compartimos», apuntó la ‘número dos’ de los populares vascos, que recordó que el jefe del Ejecutivo de Vitoria es la «máxima autoridad» vasca y el más alto representante del Estado en Euskadi.

La dirigente del PP vasco rechazó que la figura del delegado del Gobierno sea «anacrónica» y defendió su papel para engrasar y «facilitar» las relaciones de las instituciones vasca con la Administración central. «Debe existir en Euskadi y en todas las comunidades autónomas», remachó. En su opinión, el perfil de De Andrés es el más idóneo para lograrlo, aunque desvinculó su nombramiento en sustitución del polémico Carlos Urquijo de las negociaciones presupuestarias entre PNV y PP. En todo caso, se mostró convencida de que el expresidente del PP alavés será «una pieza importante» para que las relaciones entre ambas Administraciones sean buenas.

Llanos también quiso salir en defensa de la labor desempeñada por Urquijo y enmarcó los numerosos recursos interpuestos por el antecesor de De Andrés en las «discrepancias» sobre el ejercicio de las competencias y en el normal funcionamiento de las instituciones. La secretaria general de los populares vascos consideró que «lo fundamental» no son los recursos sino la disposición de los gobiernos para poder resolverlos «y para intentar, incluso, que no se interpongan».

En ese sentido, Llanos emplazó al PNV a «dejar ya la queja y el lamento continuo» y mantener la misma «postura y visión negociadora» que, a su juicio, está desplegando el Gobierno central. «Negociar no es imponer, sino exponer cuáles son las opiniones y las propuestas de cada uno e intentar llegar a un término medio, en el que, probablemente, ambas partes tengan que dejar pelos en la gatera para que, al final, se pueda llegar a una solución intermedia que satisfaga a las dos instituciones», apuntó la dirigente popular. Una advertencia que llega en puertas de una semana decisiva para la negociación presupuestaria PNV-PP –el próximo sábado vence el plazo para recurrir ante el Constitucional la Ley Municipal y la de Adicciones– y del encuentro, en el acto de Vitoria, entre Soraya Sáenz de Santamaría y el consejero vasco de Gobernanza Pública, Josu Erkoreka.

Llanos, en declaraciones a Europa press, insistió en pedir al PNV una demostración de talante y reclamó a los jeltzales que afronten la negociación presupuestaria «sin apriorismos». «Que haya Presupuestos Generales del Estado es bueno para los vascos, para que haya inversiones. El PNV tiene que ver qué demandas, en su opinión, no recogen esas cuentas para que sean buenos para Euskadi, y en su caso, aportarlas e intentar negociarlas», concluyó la dirigente popular.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate