El Correo

Pablo Iglesias ofrece a Sánchez el puesto de vicepresidente

Pedro Sánchez charla con Pablo Iglesias.
Pedro Sánchez charla con Pablo Iglesias. / EL CORREO
  • El dirigente de Podemos pide disculpas por relacionar a Felipe González con la cal viva de los GAL: «Creo que sobraba y si lo repitiera intentaría tener más control»

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, va a por todas. Hoy, en una entrevista concedida a 'Telecinco' ha asegurado que él sí ofrecería una vicepresidencia al candidato socialista Pedro Sánchez si gana las elecciones del 26-J. «(El dirigente del PSOE) tendría la legitimidad para reclamar la vicepresidencia si queda por debajo de Podemos. Aunque ganemos, tenderemos la mano» a los socialistas. En la misma comparecencia ha insistido en reformular su postura respecto al partido de Pedro Sánchez y ha pedido disculpas por haber relacionado a Felipe González con la cal viva de los GAL en el Pleno de Investidura, sin duda, el momento más tenso del debate político en el que Pedro Sánchez no consiguió los votos suficientes para ser presidente. «Creo que sobraba y si lo volviera a repetir trataría de tener más control», se ha confesado Pablo Iglesias.

La declaración del líder de Podemos es poliédrica. Por un lado, se dirija a movilizar a sus bases con una apelación a la posibilidad de que su voto tenga efectos reales con respecto a un cambio de Gobierno y se olvida el fiasco de la imposibilidad de alcanzar un pacto de izquierdas con el que desalojar al PP del Ejecutivo. Asimismo, exhibe sus complejos la figura del 'sorpasso', en el que los socialistas dejarían de ser la segunda fuerza -como sucedió el 20-D- para ceder ese puesto al partido de los círculos. Con este mensaje, sobrepasar a los socialistas se convierte en un mensaje-fuerza y un cartel electoral. Y una tercera faceta de este discurso amable con el PSOE sería no tener cerrada la puerta a un acuerdo, para lo que es necesario superar las tensiones del pasado. Pero también es una forma de devolvérsela a Pedro Sánchez, que rechazó de plano todas las pretensiones de Iglesias de ser vicepresidente en las negociaciones post 20-D.

Llamazares, el pasado

En la misma entrevista, Pablo Iglesias ha tenido también mensajes para Izquierda Unida, formación con la que se encuentra negociando para una hipotética coalición de cara al 26-J. «Yo sí me veo construyendo un futuro con Alberto (Garzón)», ha asegurado. No obstante, ha marcado distancias con el actual diputado y ex líder de IU, Gaspar Llamazares, quien advirtió del riesgo de que IU se convierta «en el satélite de un partido populista» si llega a un acuerdo con Podemos. En esta polémica, Iglesias ha sentenciado: «Alberto Garzón es el futuro y Llamazares el pasado».

Preguntado por el caso de que Garzón reclame ir de 'número 2', el dirigente de Podemos ha respondido que el líder de IU está siendo «muy generoso y sensato» y que «lo importante es que haya un Gobierno en este país» y que respeten los derechos de las mujeres». «Estamos hablando de algo más importante que las posiciones en la lista», ha recalcado Iglesias, quien, no obstante, ha precisado que lo lógico es que el partido más votado y con más fuerza electoral tenga el candidato a la Presidencia del Gobierno. También ha reservado el 'número 3' para su responsable de la Secretaría Política, Íñigo Errejón, de quien ha dicho que es imprescindible para la formación y para él.