El Correo

«Ninguna imputación ha sido tan fundamentada como la de la infanta»

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin.
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. / Archivo
  • «Con Cristina de Borbón se ha sido aún más garante que con el resto de los acusados», apunta el juez

José Castro, en su auto de apertura de juicio oral, se defiende con uñas y dientes ante los ataques sufridos por su decisión primero de imputar a la infanta y ahora de sentarla en el banquillo de los acusados.

«Pocas o, más bien, ninguna imputación ha sido tan profusamente fundamentada» como la de procesar a la hermana del Rey, señala el juez. «Cosa distinta es que lo haya sido a gusto de todos», apunta Castro en clara referencia a su examigo Pedro Horrach, que ha recurrido desde el principio cualquier movimiento en contra de la hija de don Juan Carlos.

Siempre a cuenta de la infanta, el auto incluye ataques al fiscal por su ahínco en pedir una y otra vez que se sacara del proceso a la infanta. «Y no es que los peticionarios no tengan el derecho a interesar incansablemente el sobreseimiento ahora postulado sino que, a no concurrir ningún nuevo dato, y ninguno puede en buena lógica sobrevenir al estar cerrada en firme la instrucción, el resultado que habrán de merecer tales solicitudes será fácilmente adivinable». O sea el rechazo y la confirmación de que Cristina de Borbón debe sentarse en el banquillo y que será, allí, en el juicio, donde la Fiscalía pueda volver a pedir que se le exculpe.

«Con doña Cristina Federica de Borbón y Grecia se ha sido incluso aún más garante que con los demás imputados, y cualquier censura debiera venir por ese lado», reitera el magistrado, que se defiende de las acusaciones de la Fiscalía y de la propia defensa de la hermana de Felipe VI que habían denunciado la indefensión de la imputada. «La alegada indefensión, si es que existe en algún recóndito tramo que no es adivinable, sería la misma que padecerían todos los imputados de esta causa y de todas las demás que se siguen en el país», apunta José Castro.

El magistrado «rechaza enérgicamente que ninguno de los Órganos Judiciales que en esta causa han tomado decisiones que contemplaran a Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia haya podido incurrir en semejante distorsión».