El Correo

Cae una red que cobraba a ancianos hasta un 1000% más por revisiones de gas innecesarias

Un técnico revisa una instalación de gas.
Un técnico revisa una instalación de gas. / Archivo
  • Los 23 arrestados formaban parte de una red de 17 empresas que actuaba de forma coordinada para coaccionar, estafar y hurtar a los mayores

La Policía Nacional ha desarticulado en Málaga una red dedicada a estafar a ancianos con revisiones de gas innecesarias que además cobraban hasta un 1000% más caras que el precio de mercado. En la operación han sido detenidas 23 personas que formaban parte de un conglomerado de 17 empresas que actuaba de forma coordinada para coaccionar, estafar y hurtar a los mayores.

Las investigaciones comenzaron a mediados de 2013, cuando varias personas de avanzada edad denunciaron en varias comisarías haber sido víctimas de estafa y coacciones. Los presuntos autores serían operarios de empresas de mantenimiento de instalaciones de gas butano, que se aprovechaban de la situación personal de las víctimas.

El fraude consistía en cobrarles hasta un 1.000% más que el precio de mercado, además por una revisión de la instalación del gas butano que en la mayoría de los casos era innecesaria. En una ocasión, los operarios de la empresa le cobraron a la víctima, una mujer de 84 años de edad, por una revisión que no necesitaba ya que se la habían renovado tres meses antes. Una vez cobrado el trabajo volvieron a visitar la casa de esa misma víctima con la excusa de terminar de cumplimentar el documento del trabajo realizado. Mientras la mujer rellenaba sus datos, uno de los operarios le pidió entrar al baño para comprobar que funcionaba el agua caliente y que la revisión estaba en perfecto estado. El individuo aprovechó para sustraerle a la anciana joyas, una caja de caudales con dinero efectivo en su interior y la libreta bancaria.

Consejos de seguridad

La Policía Nacional recomienda a la ciudadanía en general, y de manera especial a nuestros mayores, que se mantenga alerta y no dejen nunca entrar a extraños en sus hogares. Para evitarlo, desconfíe siempre de quien llame a su puerta ofreciéndole cualquier producto, solicitando información para cualquier organismo público, asociación u otro pretexto. Si no tiene mirilla, instálela. Los cerrojos de cadena pueden no detener a alguien que esté determinado a pasar. Mantenga la puerta cerrada hasta que pueda identificar plenamente a la persona.

Tenga cuidado con los servicios técnicos que no hayan sido solicitados por usted o por su familia. Exija siempre acreditación a los representantes de servicios técnicos (gas, luz, agua, reparaciones, cobros, etc.) y confírmela telefónicamente.

En la vía pública, los mayores no deben llevar encima grandes cantidades de dinero y efectos de valor; es aconsejable caminar por la parte interior de la calzada y con el bolso en el brazo que da a la pared para evitar tirones efectuados desde vehículos o motocicletas. Si se van a efectuar reintegros de dinero en cajeros automáticos o entidades bancarias, se recomienda que algún familiar o persona de confianza acompañe al mayor.

Temas