El Correo

Interior advierte de la amenaza que el Estado Islámico supone para España

Abu Bakr al-Baghdadi, el autoproclamado califa del Estado Islámico.
Abu Bakr al-Baghdadi, el autoproclamado califa del Estado Islámico. / Afp
  • La participación en la coalición internacional contra esta organización terrorista, que tiene redes activas de captación en el territorio nacional, pone al país en el punto de mira de los yihadistas

  • El principal peligro lo representan los llamados combatientes retornados, si bien la situación no es tan "preocupante ni alarmante" como en los países vecinos

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha pedido a los expertos y los medios de comunicación que se refieran a la organización terrorista Estado Islámico (IS) como Daesh (sus siglas en árabe), para "evitar la legitimación política que buscan con ese nombre".

En declaraciones a los medios tras clausurar el II Foro Elcano sobre Terrorismo Global, Martínez ha hecho hincapié en este cambio de nomenclatura para apostar por Daesh, que quiere decir "los que aplastan" en árabe.

De esta forma, Interior busca "deslegitimar" al Estado Islámico, puesto que al adoptar ese nombre "pretenden conseguir una cierta legitimidad política y convertirse en un Estado", ha dicho Martínez, que pretende que este cambio "cale poco a poco en la opinión pública". Ha pedido llamar a las cosas por su nombre para no contribuir en la finalidad que pretende esta organización. "Buscan darle forma política a una organización terrorista", ha precisado.

Por otra parte, el 'número dos' de Interior ha descartado que el Gobierno vaya a poner en marcha una actuación especial en Ceuta y Melilla en materia de prevención de la radicalización, pese al alto número de detenciones en las ciudades autónomas. "No debemos asociar a Ceuta y Melilla como lugares especialmente problemáticos desde esta perspectiva porque eso sería tremendamente injusto", ha asegurado.

Plan de lucha contra la radicalización

A su juicio, la prioridad se centra en trabajar en aquellas zonas donde se detectan focos potenciales de radicalización entrando en contacto con la gente y la comunidad. Sobre este asunto, ha destacado que el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta, que anunció el pasado junio, verá la luz en las próximas semanas.

Ha subrayado que la principal amenaza en España la forman los llamados combatientes retornados, si bien la situación no es tan "preocupante ni alarmante" como en los países vecinos.

Ya en su intervención en el foro, Martínez ha advertido de la amenaza que supone el Estado Islámico para España en virtud de la participación de nuestro país en la coalición internacional contra esta organización terrorista, que tiene redes activas de captación en el territorio nacional.

En clave nacional, ha apostado por realizar modificaciones legislativas al Código Penal para incluir nuevos tipos penales por ser el terrorismo yihadista un fenómeno tan cambiante, especialmente en el caso del adoctrinamiento pasivo (libros e Internet).

En el foro ha participado también el jefe de la Unidad de Terrorismo Internacional de la Guardia Civil, Francisco José Vázquez, que ha advertido de que las nuevas formas de terrorismo encarnadas en el Estado Islámico y los lobos solitarios "no consumen las anteriores", en alusión a las células clásicas yihadistas que representa la marca Al-Qaida.