El Correo

El vicealcalde de Valencia rechaza dimitir tras ser reimputado por el caso Nóos

vídeo

Alfonso Grau. / Atlas

  • La Audiencia de Palma considera a Alfonso Grau "impulsor de la concertación" entre la Fundación Valencia Turismo que preside y el Instituto Nóos que dirigían Urdangarin y Diego Torres

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha anunciado hoy que no piensa renunciar al cargo pese a haber sido de nuevo imputado en el caso Nóos por la Audiencia de Palma y ha dicho que aunque no dejaría que su presencia manchase la imagen de la ciudad y del Ayuntamiento, se marchará cuando él decida.

Grau ha comparecido ante los medios por primera vez desde que el pasado viernes se hiciera público que la Audiencia había acordado por unanimidad volver a imputarle en cuanto "impulsor de la concertación" entre la Fundación Valencia Turismo que preside y el Instituto Nóos que dirigían Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

"Si esperaban que me iba a marchar, olvídenlo", ha señalado el vicealcalde al inicio de la rueda de prensa para añadir: "Comprendo y podría compartir las prisas de alguno en que me vaya, es la mejor prueba de que les molesto, pero los tiempos no me los va a dictar el Partido Socialista; me los pondré yo". Contra el vicealcalde "no hay más acusación que la del grupo municipal socialista, a quien mi presencia estorba", ha espetado Alfonso Grau, quien ha incidido en que la Fiscalía no solo no le acusó sino que rechazó el recurso del PSPV que pedía de nuevo su imputación y que ahora ha sido estimado por la Audiencia.

"No he tenido nunca trato alguno con el Instituto Nóos ni he mantenido nunca conversación alguna de quien les representaba", según Grau, quien ha insistido en que tiene la "absoluta tranquilidad de conciencia y certeza" de que ninguna de sus acciones ha sido contraria a derecho "en ningún momento". Grau, que ha agradecido el "apoyo, cariño y solidaridad" de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y todo el equipo de gobierno, ha asegurado que tiene la sensación de ser "un chivo expiatorio de una persecución política, que no jurídica, aunque para ello se usen procedimientos jurídicos". Según ha defendido, la Audiencia no le ha imputado sino que "ha trasladado al juez Castro la petición de que revise" el archivo de su imputación y le vuelva a imputar, y ha añadido: "Si nos atendemos jurídicamente al papel", en estos momentos, "no estoy imputado".

Preguntado posteriormente por el objeto de esa rueda de prensa, ha respondido: "Porque me da la gana", y ha recordado que solo se ha visto imputado "al final de todo un procedimiento de instrucción que ha durado cuatro años, sin haber tenido oportunidad" de defenderse, "ni haberse realizado pruebas periciales, judiciales ni testificales y ese es un derecho fundamental de cualquiera". El vicealcalde ha asegurado que ni la Fundación Turismo Valencia que él preside y que contrató con el Instituto Nóos la celebración de los Valencia Summit ni él han recibido "jamás de ningún aportante de fondos, ni público ni privado, instrucción ni orden alguna".

"Me puedo haber equivocado como cualquiera, pero en ningún caso con perjuicios ni pensando en beneficios de nadie ni de ninguna Administración", ha asegurado para incidir en que nunca ha dado "directriz alguna de cómo se tenían que conducir los trámites" para celebrar las jornadas de Valencia Summit. Según Grau, su papel "se ha reducido a trasladar una oferta a un órgano colegido, único con capacidad de decisión", donde él tenía "el 17 % de los votos" y su función acababa tras el acuerdo unánime del patronato.

Decidir los tiempos

Alfonso Grau ha mostrado su "firme compromiso" de que "en ningún momento", si llegase el caso, iba a permitir que su presencia institucional "pudiera manchar la imagen de la ciudad o de su Ayuntamiento" al que ha dedicado tanto "trabajo y esfuerzo". "Si llegase el caso, antes la tomaría yo pero nadie va a decidir mis tiempos y menos el Partido Socialista, y menos el señor (Joan) Calabuig (en alusión al portavoz municipal del PSPV). No es modelo para dar clases de honestidad y decencia quien ha cometido trampas hasta en su propio partido para ser elegido en las primarias", ha apuntado.

También ha anunciado que hasta que no "haya algún cambio en el sentido que fuese", no hará más declaraciones ni aceptará "otro tipo de interrogatorio más que los que procedan de los que son competentes en el Estado de Derecho". Asimismo, "continuará trabajando por el bien de Valencia" aunque eso "levante celos, envidias y ambiciones en los más ineptos y mediocres, que no tienen otra capacidad política más que tratar de judicializar la política en vez de proponer ideas y soluciones por el interés general".