El Correo

Carlos Mulas, salpicado por el 'caso Amy Martin', renuncia a ser diputado del PSOE

Jesús Caldera, al fondo, junto al exdirector de la fundación, Carlos Mulas.
Jesús Caldera, al fondo, junto al exdirector de la fundación, Carlos Mulas. / EFE
  • El exdirector de la Fundación Ideas, destituido tras desvelarse que la institución pagaba fuertes sumas a su exmujer por escribir artículos con un nombre falso, era el siguiente en la lista tras la dimisión de Rubalcaba

La nueva dirección del PSOE se ha quitado un peso de encima. Carlos Mulas, el que fuera director de la disuelta Fundación Ideas, cesado a raíz del escándalo de Amy Martin, no tomará posesión del escaño que le correspondería una vez se ha hecho efectiva la dimisión como diputado del ex secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Mulas, doctor en Economía por la Universidad de Cambridge y asesor del Fondo Monetario Internacional (FMI), hizo pública ayer, a través de una carta abierta, su renuncia al acta de diputado. «No se trata de una decisión fácil, pero sí muy meditada, en la que he valorado mis preferencias personales así como las implicaciones políticas que tendría mi opción final», dice en el texto, que también colgó en su página web. «Habría resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado», argumenta.

A pesar de su apabullante currículum, Mulas se convirtió en una china en el zapato de los socialistas cuando se descubrió que su exmujer, Zoe Alameda, había estado cobrando buenas cantidades de dinero -en torno a 34.900 euros en total- por artículos escritos para la fundación bajo la falsa identidad de Amy Martin. El descubrimiento de este engaño llevó a la dimisión forzosa de la joven promesa socialista. Algunos sospechaban que en realidad era él el autor de los análisis firmados con el pseudónimo que Alameda asumió como propio, pero en todo caso fue ella la que se comprometió a devolver la cantidad cobrada.

Baja en el partido

El también profesor universitario, que ya se dio de baja del PSOE en febrero de 2013, asegura en su carta que es su deseo desvincularse de manera progresiva de la política. Y sin duda, eso supone un alivio para el equipo de Pedro Sánchez. Mulas subraya que desea centrarse en su labor para el FMI, el organismo que lidera la también controvertida Christine Lagarde, imputada por «negligencia» por la Justicia francesa. Sin embargo, el economista defiende la labor realizada por la Fundación Ideas e incluso afirma que muchos compañeros le pidieron que ocupe un puesto en el Congreso para defender las propuestas que allí se originaron.

Tras su renuncia, sería la exdiputada Virtudes Cediel Martínez, miembro del Partido Socialista de Madrid, la siguiente en la lista.