El correo

Urkullu recuerda al futuro Rey que "la cuestión vasca no está resuelta"

vídeo

Urkullu, con el Príncipe Felipe en una entrega de premios en Bilbao el pasado mes de mayo. / EFE

  • El lehendakari ha eludido valorar la decisión de abdicar de Juan Carlos I ni su trayectoria como monarca "llena de luces pero también de sombras"

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha referido hoy a la abdicación del Rey durante su discurso de inauguración de la Bienal de la Máquina Herramienta que ha tenido lugar esta mañana en el BEC de Barakaldo. Durante su intervención, el presidente del Gobierno vasco ha eludido valorar la decisión de abdicar de Juan Carlos I ni su trayectoria como monarca "llena de luces pero también de sombras". Eso sí, ha querido dejar claro a su sucesor, el Príncipe Felipe, que "la cuestión vasca no está resuelta".

En ese sentido, Urkullu ha mostrado su predisposición y del Gobierno vasco que preside a "abordar conjuntamente la oportunidad de un tiempo nuevo que hoy mismo se inicia. Se cierra un ciclo y se abre un nuevo ciclo. Mostramos una actitud abierta y constructiva para poner el cambio al servicio de una profundización en la democracia, en la voluntad y en la convivencia". Y es que el lehendakari ha recordado que "la cuestión vasca no está resuelta" pese a que han pasado casi 36 años desde la aprobación de la Constitución española.

Urkullu ha sido más concreto y ha pedido una "actualización e institucionalización de los derechos históricos vascos". "El Estado parece de una triple crisis institucional, territorial y económica. Y solo la base a la voluntad del pacto se va a poder edificar una nueva convivencia que dé salida estructural a esta crisis", ha añadido.

Y para terminar, ha destacado que la casualidad ha querido que este anuncio haya coincidido con la inauguración de la Bienal. "Es un día histórico para esta feria", ha señalado, "y espero que pasados muchos años tengamos la oportunidad de recordar dónde estábamos en este momento histórico".

Una decisión acertada y necesaria

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha pedido al futuro Rey que "ejerza la labor de arbitraje" para abordar "sin dilación" un nuevo modelo de Estado que "dé respuesta a las aspiraciones de las diferentes naciones que integran el Estado español". En una rueda de prensa en Bilbao, Ortuzar ha considerado que la abdicación del Rey Juan Carlos, "aunque quizás llega tarde", es una decisión "acertada y necesaria". "Somos partidarios de la adopción de medidas drásticas orientadas a atajar la crisis institucional en la que está sumido el Estado español, incluida la institución monárquica", ha manifestado.

Ortuzar ha pedido al nuevo monarca "valentía y determinación" para afrontar "con realismo los verdaderos problemas que viven el Estado español y su ciudadanía". El presidente del PNV le ha emplazado a que "ejerza la labor de arbitraje y moderación, que tiene constitucionalmente encomendada, para abordar sin más dilación un nuevo modelo de Estado que dé respuesta a las aspiraciones de las diferentes naciones que integran el Estado español". "En el caso vasco, -ha agregado- esta reivindicación tiene un claro hecho diferencial amparado en los derechos históricos que emana de los fueros vascos y en la voluntad de nuestra ciudadanía".

El dirigente jeltzale ha asegurado que, "si esas premisas se cumplen", el PNV, como "en el pasado", sabrá estar "a la altura de las circunstancias" y contribuirá a "la necesaria estabilidad institucional y normalidad democrática".

Preguntado por la convocatoria de movilizaciones para reivindicar una república, ha indicado que "probablemente" habrá este debate en la calle porque "estamos en una democracia libre" y, por tanto, "el que lo quiera plantear tiene derecho a hacerlo". En todo caso, ha señalado que "supondría una reforma constitucional de amplio calado" y "es muy pronto para aventurar, desde la responsabilidad de un partido político como el nuestro, si eso se debe hacer así o no, porque eso sería entrar en un nuevo periodo constituyente".

En relación a las críticas realizadas desde el PNV, ha precisado que, más que con la monarquía, su partido ha sido "muy duro con los comportamientos de quien ostentaba la institución y tratándose de un partido que es vasco y no monárquico". De cualquier modo, ha insistido en que esta institución está "dentro de la Constitución", que el PNV no votó y que no "gusta", pero que "acatamos" y que ha marcado "las reglas del juego político y democrático" durante las últimas décadas.

"Si estuviéramos en un punto cero de inicio, seguramente la posición del PNV sería diferente. Hoy estamos ante una abdicación y una sucesión, lo más seguro, tal y como establece la propia Constitución y nos estamos ciñendo a ese marco", ha agregado.

Ortuzar, que ha indicado que "las instituciones las hacen las personas", ha reiterado que, "con la misma firmeza que le pedimos al sucesor que asuma los problemas que tiene el Estado español no sólo políticos e institucionales, sino también sociales, y también le instamos a que impulse un debate sobre el nuevo modelo de Estado, también es lógico que le ofrezcamos la estabilidad necesaria para un cambio de ese calado".

El dirigente vasco ha confiado en que el relevo dará "modernidad" y ha esperado que "una persona joven que ha vivido gran parte de su vida en democracia, sin tutelas, que ha viajado por el mundo y se ha formado en el siglo XXI tenga una mentalidad más abierta y sepa irradiarla en una gran parte de la clase política y de las instituciones españolas, que tienen una mentalidad muy cerrada".