El Correo
Rutas de montaña: Garate (281 m.)

Rutas de montaña: Garate (281 m.)

  • Recorrido por los viñedos de los altos de Garate, Urgullmendi y Artiaga,en la costa guipuzcoana

La línea de colinas formada por Garate, Urgullmendi y Artiaga se extiende en paralelo a la costa entre Zarautz y Zumaia, con el puerto de Getaria en el centro. Montañas modestas y redondeadas, con espectaculares vistas sobre el Golfo de Bizkaia que en la actualidad tienen sus laderas cubiertas por viñedos de txakoli, que en el Urgullmendi y el Artiaga llegan hasta la misma cima.

Es una montaña humanizada, salpicada de caseríos y explotaciones ganaderas, habitada desde muy antiguo. Está recorrida por la Vía Agrippa, calzada que en la época romana cruzaba la costa cantábrica hasta Asturias y que ahora es el Camino de Santiago. También por el sendero GR-121 y el PR-GI-35, que comienza en la parroquia Santa María La Real.

Una calzada con enlosado desgastado y antiguo sube con mucha pendiente. A nuestra izquierda quedan el Parque de Vista Alegre y su mirador. Fue la primera construcción en cemento armado de Gipuzkoa. La calzada (bien indicada) termina junto a una bodega –fuente– y deja a la derecha la ermita de Santa Bárbara (0h.20’). Un edificio de piedra macizo sobre un promontorio cubierto de encinas, que también fue oteadero de ballenas.

Continuamos el ascenso hasta un altillo. Los letreros del GR nos llevan por la derecha, por la calzada en mal estado que llanea con la costa a la derecha. Un tramo espectacular hasta el cruce donde reaparece el asfalto (0h.30’). De frente, el Camino continúa hacia Getaria. Seguimos el GR (izq.) por la carretera asfaltada que sube. Pasa junto al caserío Zinjira (abandonado) y termina en los altos Aldarregi. Caseríos reformados y una bodega (Elcano). Buenas vistas sobre la costa con Getaria a nuestros pies. En esta zona crece el mayor bosquete de alcornoques (Quercus ruber) del País Vasco. Los árboles están protegidos y alguno indicado.

La pista de grava deja al lado la cima llamada Kastillo y pierde altura entre argoma y pinos hasta la carretera entre Meagas y Getaria (1h.05’). El Garate aparece enfrente oculto por el arbolado. Allí enlazamos con el sendero PR-GI-35 que circunda Zarautz. Remonta entre prados hasta un desvío. Por la izquierda se alcanza tras un corto esfuerzo el vértice geodésico (1h.10’). No hay buzón. Rodeado de pinos y maleza que dificultan las vistas, está ubicado sobre un bunker de la Guerra Civil parcialmente derrumbado.

Vuelta a la pista que sigue por los altos de frente, entre pinos y viñedos. Pierde altura. Pasa junto a un túmulo (Arriaundi) y desciende a una vaguada. Cruce (1h.45’). Señal de GR. La calzada (dch.) está descarnada. Sube hasta un viñedo entre un eucaliptal crecido. En el límite de las parras una portilla (izq.) permite entrar en el bosque. Una corta subida entre zarzas y alcanzamos el Urgullmendi (1h.55’). El vértice está al otro lado de una vieja alambrada. Las vistas son nulas.

Vuelta a la pista. Vamos de frente hasta el límite del arbolado. Sigue un extenso viñedo. El Artiaga está a la izquierda. El emparrado llega hasta la cima que se alcanza tras superar una portilla (2h.10’). Amplia vista sobre Zumaia y la costa.

El GR sigue hacia Zumaia. Regresamos a Zarautz. Bajamos hasta los caseríos de Arano para enlazar con el Camino. Pasamos junto a la iglesia-fortaleza de San Martín de Askizu (2h.35’). Gótico sobre el románico más antiguo de Gipuzkoa.

Siempre por el camino –ahora carretera– dejamos a un lado el barrio de San Prudencio y su ermita (2h.50’). Es un edificio modesto con portada gótica (s. XIV). El Camino vuelve a la calzada que baja a la barrancada del molino Illarategi (abandonado). Allí comienza un magnífico tramo que conserva el empedrado original. Termina en Gaintza, un barrio del Getaria, el puerto que quizá fuese la Menosca romana que aparece citada en la obra de Plinio y Ptolomeo. Con el Ratón o Monte San Antón a la izquierda, volvemos a Zarautz, primero por carretera y luego por la calzada siempre tras las señales de Camino o del GR/PR.