El Correo
Rutas de montaña: Belabieta (699 m.)

Rutas de montaña: Belabieta (699 m.)

  • El techo de Tolosa y el viejo ‘centenario’ Loatzo tienen una subida sencilla por el collado de Belabieta

El Uzturre es la montaña de Tolosa, equivalente al Pagasarri en Bilbao o el Zaldiaran en Vitoria, y tan concurrido y popular como el Ernio, el techo de Azkoitia. Es la cumbre más occidental del macizo Uzturre Ipuliño, con unas pendientes laderas que caen directamente sobre el valle del río Oria. El ascenso tradicional parte del mismo casco urbano de Tolosa, con una subida a pie o en coche hasta el magnífico santuario de Izaskun.

Desde el templo hay una ascensión corta y empinada hasta el mirador de Uzturreko Kurutzea y luego al vértice. Una variante más entretenida parte de Eldua, una población del valle del río Zelaia, en la carretera que a Leitza.

Comenzamos en la pista de cemento que rodea la parroquia de Santa Catalina, con portada románica del siglo XIII y torre barroca. Es muy pendiente y con numerosos desvíos. La referencia es una vaquería (Uranga) que se ve arriba. Junto a ella están los caseríos de Txurdiña. Aparcamos.

Detrás de la última casa sale una pista para todoterrenos que remonta la barrancada del arroyo Ibin. Pendiente y en relativo buen estado, sube entre robles y pinos y alcanza el collado de Belabieta (0h.30’), un despejado cruce de pistas. Un panel informa que estamos en un hito de la estación megalítica Ipuliño-Uzturre, en la que están catalogados los dólmenes de Basaburu, Belabieta Txiki, Loa, Onddolar y los túmulos de Itxupeaka, Loa y Moa.

A la izquierda hay una barrera. También un mojón con la inscripción ‘Berastegui 1829’. Por el otro lado sube un sendero ancho, pisoteado por ovejas, montañeros y ‘bikers’ que trepa por la ladera. Hacia la derecha vemos un pinar de repoblación. Campa arriba vamos cómodos hasta el vértice del Belabieta (0h.40’), cima despejada con espléndidas vistas.

El cordal continúa al otro lado del collado de Akolodi, a nuestros pies. Descendemos por campa y sendero hasta la tapia (0h.50’) y subimos por un camino embarrado que enlaza con la pista que viene de Izaskun. Los prados de Munazki están vallados. Caminamos (dch.) hasta una barrera. A unos metros, un atajo embarrado (0h.58’) sube entre hayas y enlaza con la pista que llega al cordal.

Quedan kilómetro y medio de cumbreo por cotas menores (Zenteno y Eskarga) en un terreno removido por el trazado del gaseoducto. Los avellanos se cierran en un mogote calizo. Un sendero sube entre la espesura y nos coloca en el Uzturre (1h.30’), cima sin vistas salvo por el Sur. tiene vértice, buzón y placa en recuerdo de los escaladores Ortiz y Berrio, muertos en el Naranjo de Bulnes en 1969.

Vamos a Loatzo. De vuelta a Belabieta localizamos una pista (izq.) que pierde altura entre los alerces (1h.45’). Suele estar embarrada. Traza varias curvas, deja atrás un primer cruce donde un letrero indica Uzturre-Santa Lucía y llega a un segundo (barrera, 2h.05’). Allí enlaza con otra pista. Un sendero remonta de frente, entre alerces dispersos hasta el prado cimero (2h.20’). En su centro se eleva la cruz de Loatzo, erigida en 1959 por la sociedad Sukalde de Irura. Adosado está el buzón. Es una cima poco visitada, pero con una gran tradición montañera. Figuró en el puesto 74 del listado de los ‘Cien Montes’ del año 1950 de Gipuzkoa. Cerca hay un refugio cerrado y un mirador del valle del Oria.

La vuelta es tan larga como sencilla. Desechamos cualquier atajo para remontar hasta el cordal del Uzturre. Luego desandamos la ruta hasta el collado de Akolodi. En lugar de subir al Belabieta lo bordeamos por la derecha. Una vez en el collado de Belabieta (3h.25’), y por la pista de Ibin, alcanzamos el aparcamiento de Txurdiña (3h.50’).