El Correo
Rutas de montaña: Garita Collado (699 m.)

Rutas de montaña: Garita Collado (699 m.)

  • Garita Collado y su gemelo Gedo son dos cumbres herbosas que se elevan sobre Corrales de Buelna

Garita Collado y su vecino Gedo son dos cimas despejadas que se elevan en el extremo norteño de los montes de Mozagro, sobre el escondido valle de Cieza, en el corredor del Besaya. No son especialmente prominentes, pero sí muy visibles y diferenciadas cuando vamos por la A-67 desde Santander en dirección a Reinosa.

El punto de inicio de ascenso es Collado de Cieza, pueblo que se enclava en un alto entre los Corrales de Buelna y Villayuso. Al casco urbano se accede directamente desde los Corrales de Buelna por la CA-802. El núcleo urbano cuenta con un grupo de buenas casonas, dos bares y fuente sin agua, plaza, parada de bus y zona recreativa para niños.

Se puede aparcar en la misma plaza. Echamos a andar en dirección Norte hacia la parte alta del pueblo. La referencia es el bar-restaurante la Casona Nori. Seguimos caminando hasta llegar al fin del asfalto, justo junto a una casa llamada ‘El Casar’ (0h.05’).

Tomamos al Norte una empinada senda difusa que trepa por una vaguada destrozada por las escorrentías. Zigzaguea un corto tramo y se suaviza más arriba. Sin posibilidad de pérdida, pasamos junto a una nave de ganado guardada por un grupo de mastines (0h.15’). El paraje se llama Castañares.

Ya por terreno llano y despejado, conectamos con una pista de grava que sube del valle (0h.20’). Continuamos por ella hasta el collado. (0h.25’). El horizonte se abre y aparecen los montes del Saja. El primero que destaca es el Pico Ibio, seguido por el más lejano Mozagro.

Abandonamos la pista, que presenta el firme erosionado e irregular. Salimos a terreno despejado pero pendiente que nos permite trepar por la cresta herbosa sin obstáculos en dirección suroeste. Encadenamos una sucesión de lomas hasta tropezar con la poblada cima (0h.45’). Se trata de un prado amplio y en pendiente donde asoma la roca caliza.

Destaca el refugio de Montañeros de Buelna, edificado sobre una terraza a unos metros de la cumbre. Está cerrado. También hay un vértice geodésico, un altar, un monolito con veleta y virgen y un buzón. Fue colocado por el GM Orza de la SD Buelna. En el alto se celebra anualmente la fiesta de los montañeros cántabros. Con buen tiempo es un sitio excelente para almorzar.

La cima ofrece vistas privilegiadas a los montes de Saja/Besaya, el Dobra, Las Motas y Castro Valnera, Porracolina, Montes de Asón, Alto Campóo, Peña Sagra y Picos de Europa.

Para el descenso variamos la ruta. En lugar de regresar por el camino de subida bajamos de frente (SE), por una senda que nace junto al refugio y la peña. Es conveniente extremar la atención con la pendiente herbosa. Las diversas sendas están erosionadas por el agua y los afloramientos rocosos están cubiertos por una arenisca roja/beis bastante resbaladiza.

La vereda nos lleva hasta unas ruinas. Continuamos hasta la finca vallada protegida por los perros por la que hemos pasado antes para enlazar allí con el camino de subida y vovler a Collado de Cieza (1h.30’). Desde Garita Collado se pueden alcanzar en una hora el Pico Acebo y Mozagro.

Una vez en Collado podemos prolongar la excursión con la ascensión al pico Gedo, la otra cumbre en dirección Este. Se alcanza en unos 40’ por la pista de servicio de los repetidores de TV. No tiene dificultad alguna salvo la pendiente. Las dos lazadas finales se pueden recortar atajando por un cortafuego. La cima es herbosa y está ocupada por casetas y antenas.

Las vistas también son buenas. Es un atalaya que por el Norte divisa el Dobra, sobre Torrelavega, y por el Sur el valle del Besaya, que se encajona en las Hoces de Cieza.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate