El Correo

Receta de ensalada César: fácil y casera

Receta de ensalada César: fácil y casera
Receta de ensalada César: fácil y casera

La ensalada César, una de las más populares, es una de las más calóricas, sobre todo si se consume en establecimientos de comida rápida, pero a muchos les compensa por su sabor.

La auténtica enslada César lleva lechuga, pan frito y parmesano, aunque también se le puede añadir pollo para que sea más consistente y sirva de plato único.

La elaboración casera de esta versión de ensalada césar es fácil.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

. 250 gramos de pechuga de pollo

. Lechuga variada

. 12 o 16 tomates confitados

. 12 aceitunas verdes y 12 negras

. 2 rebanadas de pan de molde

. 1 cuña de queso parmesano

. 1 naranja, 2 dientes de ajo

. 4 rodajas de jengibre

. 1 chorro de vino blanco

. Para la salsa necesitamos

. 2 cucharadas de mostaza

. 4 cucharadas de mahonesa

. 2 antxoas de salazón

PREPARACIÓN

El primer paso es cortar el pollo en tiras de medio centímetro. A continuación las echamos en un recipiente en el que añadiremos jengibre, el zumo de dos naranjas, un chorrito de vino blanco y dos dientes de ajo (pelados y enteros).

Se deja reposar durante dos horas para que coja sabor.

Pasado ese tiempo, se saca el pollo y se fríe con poco aceite y nada de sal, aconseja Marcos Jolly, encargado de cocina del restaurante Kapikua del Casco Viejo. Una vez que esté hecho, se añade a la sartén la salsa que hemos obtenido al batir la mahonesa, la mostaza y las antxoas. Y se deja al fuego un minuto más para que se mezcle bien. «También se puede calentar otro poco antes de echarlo a la ensalada para que no esté fría», recomienda.

El siguiente paso es poner en el centro del plato las diferentes lechugas y alrededor el pollo con la salsa.

A continuación se echan las aceitunas, los tomates y los trocitos de pan fritos. Para hacer éstos últimos hay que cortar las rebanas del pan de molde en dados y quitarle los bordes. «Después se fríen con poco aceite o se meten cuatro minutos al horno, que es más sano», apunta.

Finalmente, se ralla el queso parmesano y se echa por encima. La clave está en la salsa. Que sepa a antxoa para que se aprecie el contraste entre el pollo y el pescado.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate