El Correo

El feliz adiós de Sierra Nevada

Fueron decenas de esquiadores los que se animaron a acudir a la estación granadina el pasado sábado
Fueron decenas de esquiadores los que se animaron a acudir a la estación granadina el pasado sábado / Sierra Nevada
  • Tras cinco meses de una temporada excelente, en Granada despidieron un curso marcado por la celebración de la Copa del Mundo de Snowboard y Freestyle, y por un final algo más corto de lo esperado

Aunque las previsiones marcaban un largo final de temporada, en el que su nieve aguantaría en la Península prácticamente en solitario hasta los últimos días del mes de abril junto a Masella, finalmente no pudo ser. Este domingo 23 fue la última jornada del curso para la estación invernal de Sierra Nevada, que ha completado un año magnífico con la ineludible cita del Mundial de Snowboard y Freestyle, capaz de reunir a los mejores profesionales.

Aficionados esquiando en el quinto descenso en bañador

Aficionados esquiando en el quinto descenso en bañador / Sierra Nevada

A pesar de perderse la semana final, el dominio granadino clausuró el curso tras vivir unos meses apasionantes, repletos de buenas condiciones de ‘oro blanco’ y continuas nevadas. En sus pistas se han acumulado espesores importantes hasta casi el final de la Semana Santa, cuando se empezó a notar una disminución ya importante de la extensión ofrecida a los esquiadores que acudían a realizar los últimos descensos de la temporada.

Por quinto año consecutivo Sierra Nevada organizó el sábado una cita muy especial. En la penúltima jornada de apertura en la estación este año regresó el evento de la Bajada en Bañador, que se celebra cada primavera en el centro granadino. Hasta allí se acercaron decenas de esquiadores y snowboarders ataviados con su traje de baño, que no dudaron en lucirlo por unas pistas cuya nieve ya ha pasado, en buena medida, a mejor suerte.

Este martes se hará balance de un curso que comenzó a finales del mes de noviembre, donde se han vivido todas las fiestas posibles y que en muchas semanas ha superado los 100 kilómetros esquiables. La temporada, que concluyó este domingo a las 15:00 horas, se cerró con la posibilidad de acudir a ella de manera totalmente gratuita para los usuarios, que pudieron degustar a su finalización una paella popular.

Sin duda, uno de los mejores planes para este fin de semana fue acudir a la estación de Sierra Nevada para despedir un año mágico con cinco meses de esquí ininterrumpido y muchas emociones. Tras el merecido descanso y la actividad veraniega en la que el centro andaluz también es referencia, regresará el glorioso invierno. Para entonces, la situación promete, como mínimo, emociones tan fuertes como este año.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate