El correo

El muro de secuoyas es tan cerrado y los árboles tan altos que no hay perspectiva.
El muro de secuoyas es tan cerrado y los árboles tan altos que no hay perspectiva.

Un bosque de árboles gigantes en Cabezón de la Sal

Iñigo Muñoyerro

No hace falta irse a California para poder disfrutar de las espectaculares secuoyas. En la localidad cántabra se encuentra una arboleda con ejemplares de casi 40 metros de altura en el fondo de una vaguada neblinosa y húmeda

Teruel existe... y siente

Mikel Iturralde

Buscador