Pintarrajean la Hucha de los Txikiteros en el Casco Viejo de Bilbao

La pintada a la hucha./FACEBOOK
La pintada a la hucha. / FACEBOOK

Boni García, portavoz de los Custodios de uno de los emblemas más característicos de la capital vizcaína, lamentó el «atentado perpetrado» contra este singular símbolo

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Un grupo de gamberros pintarrajeó anoche la popular hucha de los Txikiteros del Casco Viejo de Bilbao. Boni García, portavoz de los Custodios de uno de los emblemas más característicos de la capital vizcaína, lamentó el «atentado perpetrado» contra este singular símbolo, santo y seña de la solidaridad y generosidad bilbaína y de sus txikiteros. Es aquí donde depositan la calderilla, las monedas que sobran del pago de sus rondas, para donarla a las instituciones benéficas de la villa. Es la primera vez que la famosa hucha sufre daños provocados. En una ocasión anterior, la maniobra realizada por el conductor de un camión que trabajaba en la zona deterioró la figura, lo que obligó a su reparación. Hace meses se llevó a cabo el descubrimiento de la placa nueva que la pasada noche fue atacada.

La popular Hucha Txikitera, empotrada en la esquina de la calle Pelota con Santa María, es el único punto del Casco Viejo desde el que puede verse a pie de calle la Basílica de Begoña. Llama la atención de los viandantes por la singular talla de piedra que la orna, esculpida en 2008 por Josu Meabe en base a la imagen tradicional de la Amatxu de Begoña, pero con un típico vaso de vino de los de txikititero, de los de culo, en su mano derecha, que ha motivado que se la conozca como la Amatxu Txikitera.

Pero, según Marino Montero, lo que le da carácter y sentido, convirtiéndola en un peculiar exponente de la ciudad, es el hecho de que sea el lugar, la ranura abierta en el muro de fachada, donde los txikiteros van depositando anónimamente la calderilla, los ‘chines’, que les sobra del pago de sus rondas por los bares de la zona para su posterior donación a diversas instituciones benéficas. Un gesto de solidaridad único en el mundo y con varias décadas de antigüedad al que Txikitero Artean, entidad constituía en 1997, ha dado una mayor proyección.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos