El PP pide la implicación del Ayuntamiento de Bilbao para impulsar la pista de atletismo de San Mamés

Una mujer pasea delante de San Mamés. / E. C.

Las obras son competencia del Gobierno vasco, pero los populares exigen un compromiso municipal similar al mostrado con las obras de soterramiento del TAV

MARÍA DE CASTRO

Pocos días después de que el Gobierno vasco confirmase el aplazamiento de las obras para construir una pista de atletismo cubierta en San Mamés, la concejala de Juventud y Deporte del Ayuntamiento Bilbaíno, Oihane Agirregoitia, ha comparecido en el Consistorio bilbaíno. Lo ha hecho a petición del grupo popular, que quería conocer la postura municipal tras conocerse que el Ejecutivo vasco no consideraba «una prioridad de inversión en el plazo inmediato» la construcción de la pista, uno de los compromisos institucionales que se asumieron tras el desembolso de fondos públicos para la construcción del nuevo estadio del Athletic. El campo fue levantado gracias a las aportaciones económicas del Gobierno vasco, la Diputación, el Athletic, Kutxabank y el Ayuntamiento de Bilbao. A cambio, el consistorio bilbaíno se comprometía a levantar un polideportivo -que verá la luz el año próximo- y el Gobierno de Vitoria a hacer lo propio con una pista cubierta de atletismo, cuyo futuro es menos claro.

Tal y como ha explicado la concejala de Deportes, su puesta en marcha compete al Gobierno vasco. «A nosotros nos toca hablar de la parte del polideportivo, pero estoy segura de que el Gobierno vasco asumirá el compromiso en el momento en que le sea posible», ha insistido la jeltzale. No obstante, la edil popular Carmen Carrón le ha rebatido que «como concejales y Ayuntamiento tenemos la obligación de velar por los intereses de los bilbaínos y no sabemos si se va a cumplir a medio plazo o nunca». En la misma línea, ha exigido al Consistorio una mayor implicación para lograr que el Ejecutivo vasco priorice la puesta en marcha de las instalaciones. «Hace poco el alcalde se jactaba de que la llegada del tren de alta velocidad soterrado a Bilbao era gracias a su implicación en otra institución que estaba gobernada por el Partido Popular. Eso necesitamos».

Desde el resto de grupos de la oposición también han insistido en la necesidad de hacer realidad un servicio deportivo público para los vecinos de Basurto. Amaia Arenal, de UdalBerri, ha puesto el acento en la necesidad de refinar los procesos de participación ciudadana en el proyecto. Por su parte, Samir Lahdou de Goazen ha remarcado que la construcción de la pista «es una deuda contraída con la ciudad de Bilbao, que ha invertido mucho dinero de la elaboración de este campo». La nota discordante la ha puesto Bruno Zubizarreta, de EH Bildu, quien ha asegurado que la coalición soberanista se ha mostrado «contraria a la pista de atletismo porque no reporta para lo suficiente el barrio de Basurto. No sé si el Gobierno vasco ve como una quimera este proyecto», ha deslizado.

Fotos

Vídeos