Persiste la contaminación fecal en cinco playas de Uribe Kosta

Un socorrista, en la playa vacía./
Un socorrista, en la playa vacía.

Ereaga, Arrigunaga, Las Arenas, Plentzia y Gorliz siguen afectadas por la tromba que obligó a aliviar la depuradora de Galindo para evitar que se desbordase

T. IZAGIRRE / T. BASTERRA

Los efectos de las fuertes trombas de agua registradas el 3 de junio en Bizkaia y el norte de Álava se siguen dejando sentir en los arenales más de una semana después. Aunque la situación ha mejorado en las playas más expuestas al oleaje y las corrientes, en cinco -hace una semana eran once- sigue la bandera roja por contaminación del agua. Son las de Las Arenas, Ereaga, Arrigunaga, Plentzia y Gorliz. Todas en Uribe Kosta. Tanto la Diputación como el Departamento de Salud desaconsejan darse un chapuzón en ellas. «El baño puede presentar un riesgo para la salud», advierten estas dos administraciones.

El Ayuntamiento de Getxo va más allá. En su municipio se encuentran tres de las cinco playas donde se mantiene la prohibición de zambullirse. En Ereaga y Arriguanaga ondea la bandera azul. Son las dos únicas playas de Bizkaia que gozan de este distintivo de calidad. Ayer, el Consistorio difundió un aviso con más datos. Explicaba que, «según los análisis realizados por organismos oficiales, se registran 'niveles de coliformes superiores a los permitidos para el baño libre'». Los estudios realizados por el Departamento de Salud el pasado viernes han determinado que en estas cinco playas persiste la presencia de bacterias de E.coli y Enterococos. Esto es, contaminación fecal, que se suma a la presencia en las aguas de estos arenales de lodos removidos de los lechos de los ríos.

¿Y a qué se debe esta situación? Las grandes trombas del 3 de junio inundaron el valle de Atxondo y obligaron a cortar la N-636 entre Elorrio y Abadiño. También colapsaron «las redes municipales de saneamiento». Tal cantidad de agua obligó a aliviar de líquido a la depuradora de Galindo para evitar que «el sistema se desbordara», detallan desde el Consorcio de Aguas. El caudal se sumó al que ya llevaban los ríos «sin recibir el adecuado tratamiento».

¿Hasta cuándo puede durar la contaminación? Mientras no se registre un cambio en las condiciones meteorológicas -un mayor oleaje, lluvias de cierta intensidad o fuerte viento- puede prolongarse aún unas jornadas más. A pie de playa los socorristas dependientes de la Diputación se encargan de izar las banderas rojas e informar por megafonía para advertir de que el agua sigue sin reunir las condiciones adecuadas para el baño en estas cinco playas de Uribe Kosta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos