Período navideño

El Ayuntamiento anima las calles y amplía los horarios

Período navideño
Iñaki Andrés
Pablo Martínez Zarracina
PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

Se mete la gente con el Régimen del 78, pero debemos ser justos: el régimen tiene aciertos reseñables. Lo de garantizar libertades y derechos, por supuesto, pero también el instinto que demostraron los constituyentes en el manejo de los tiempos. No me refiero tanto a lo de torear extremismos, sosegar militares y gestionar nacionalismos como a lo de conseguir que todo estuviese listo para organizar un referéndum el 6 de diciembre, o sea, dos días antes de la Inmaculada Concepción. De ese modo, le garantizaban a la España democrática un puentazo y a las generaciones futuras un modo sencillo de recordar cuándo tenían que poner el árbol y comenzar con lo de la lotería. No se lo he preguntado a Victoria Prego, pero puedo imaginarlo. Cisneros, Roca Junyent y Peces-Barba encendiendo varios cigarrillos a la vez y viéndolo claro: «La unanimidad y previsión con la que en las casas de este país va a ponerse la decoración navideña será digna de verse. Vamos a ser una potencia mundial en eso».

En homenaje a los padres de la Constitución, yo recupero cada 6 de diciembre el árbol de las profundidades del armario y canto un villancico de mi invención titulado ‘Navidad sin ira’. Está inspirado en el clásico del grupo Jarcha. Modestia aparte, es bonito verme colocando bolas y espumillones mientras entono: «Navidad, Navidad, sin ira, Navidad». La letra presenta además cierto efecto ansiolítico. Lástima que dure unas pocas horas. Volver a cantarla funciona exactamente hasta Santo Tomás, ‘dies irae’ del agro vasco. Será a partir de entonces cuando la ira ya no atienda a razones.

Que el Ayuntamiento de Bilbao también reaccione en el puente demuestra que el Régimen del 78 funciona en el plano institucional, al menos en lo tocante a esta decisiva alerta navideña. Ayer se anunciaron treinta conciertos callejeros y un montón de animación para que se comience ya a «disfrutar el ambiente festivo y propiciar las compras navideñas».

Es oficial, por tanto. La Navidad ya está en marcha. Este fin de semana se estrena, además, el horario ampliado para la hostelería, inaugurándose así oficialmente la exigente temporada de cenas de empresa, reencuentros amicales y juergas ordinarias celebradas bajo la bandera falsa de la celebración pascual.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos