Parques, paseos y bidegorris para andar sin miedo por La Landa de Zorroza

Espacio que ocupará el nuevo parque. / Ayto. Bilbao

El Ayuntamiento de Bilbao invertirá dos millones en la barriada que sufrió un trágico incendio para regenerarla como una nueva zona de esparcimiento, mejor integrada en la ciudad

José Mari Reviriego
JOSÉ MARI REVIRIEGO

El Ayuntamiento de Bilbao ha decidido «comenzar ya» la regeneración urbana y social de la barriada de La Landa de Zorroza. Casi siete meses después del incendio desatado en un edificio que acabó con la vida de cinco personas de una misma familia, el alcalde, Juan Mari Aburto, ha presentado esta mañana el anunciado «plan de choque» con el reto de corregir la marginación que sufre desde hace décadas este rincón de la ciudad. «Queremos que sea un espacio de referencia. Un espacio que no brilla hoy por su convivencia precisamente», ha admitido Aburto, que ha presentado la operación junto al concejal de Obras y Servicios, Ricardo Barkala.

En líneas generales, el proyecto pretende convertir La Landa en una zona de esparcimiento mediante la construcción durante 2018 de recintos verdes y de ocio. Parques, paseos, bidegorris para andar sin miedo por un paraje flanqueado por la ría y la desembocadura del Cadagua. La operación incluye un gimnasio al aire libre, un parque para perros y nuevos aparcamientos para residentes. Las obras serán «compatibles» con el desarrollo que tenga en el futuro Punta Zorroza, concebido como una zona de oportunidad de Bilbao. A falta de diseñar su expansión residencial y empresarial, el equipo de gobierno PNV-PSE ha querido atajar el aislamiento del barrio con una operación de reforma en la que invertirá dos millones de euros.

El plan de choque busca dar una respuesta «inmediata» a la tragedia que sacudió la comunidad de la calle Barinaga 7 en la madrugada del 27 de mayo. El incendio, registrado en una casa con evidentes síntomas de deterioro, destapó de la forma más descarnada las graves carencias de la zona. Una barriada aislada del resto de la ciudad, con infraviviendas, calles sin asfaltar y problemas de convivencia en un vecindario habitado en su mayoría por personas de etnia gitana. Un ambiente «duro» que no invitaba a pasar por la zona. Ni siquiera por parte de los vecinos del resto de Zorroza. Algunas de sus asociaciones más señeras urgieron al Ayuntamiento a emplearse a fondo tras el fuego.

El Consistorio se ha comprometido al derribo en los próximos meses de dos bloques en mal estado de conservación por la vía de la expropiación. Aburto ha indicado esta mañana que el Ayuntamiento avanza en las conversaciones con los residentes de los dos próximos edificios que expropiará. Pero faltaba adecentar la zona y dejarla en condiciones dignas a la espera de que arranque el proyecto de Punta Zorroza.

Nuevos accesos

Con el objetivo de facilitar el tránsito de nuevos públicos, el Ayuntamiento emprenderá la primera obra en un punto que ha bautizado como «zona cero», establecida en el límite entre el barrio y el nuevo paseo por la ribera de la ría que conduce a Olabeaga. Hoy acaba de forma abrupta al entrar en Zorroza. Sin continuidad, es un fondo de saco. La idea es prolongar el bidegorri por la mitad de La Landa de camino a la frontera con Barakaldo, a la altura de Lutxana. Incluso, se transformará el antiguo tramo ferroviario de los trenes de mercancías en una vía verde.

Los accesos a La Landa por carretera también serán renovados. El punto negro está debajo del puente de la calle Clara Campoamor que, por su falta de iluminación, parece más un túnel. El proyecto prevé abrir huecos para que entre la luz natural y colocar barandillas nuevas. Medidas que ofrezcan sensación de seguridad al visitante, venga andando, en bici o en coche., según ha explicado Barkala.

El Ayuntamiento quiere que los vecinos de Zorroza también se internen en La Landa. Para ello les ofrecerá una nueva zona de aparcamiento en el solar que ahora ocupa la flota de ambulancias, que podrían ser trasladadas a la antigua jabonera del barrio. El proyecto se completa con la construcción de un parque al aire libre dotado con aparatos de gimnasia y un servicio pionero en Bilbao: el primer recinto para que los perros jueguen y mejoren su adiestramiento. Equipado con vallas para practicar el salto, estará situado en una campa próxima al viejo matadero. En total, serán 50.000 metros cuadrados ganados para la vida cotidiana de los vecinos de Zorroza y del resto de la ciudad. La idea es que las obras acaben antes del final de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos