«Nuestro objetivo es facilitar el embarazo con el menor número de tratamientos»

«Nuestro objetivo es facilitar el embarazo con el menor número de tratamientos»
El doctor Guillermo Quea y la doctora Marina González Tejedor, de la Unidad de Reproducción Asistida del Centro Médico Quirónsalud Bilbao dan respuesta a algunas de las dudas que surgen ante un tratamiento de este tipo

La reproducción asistida supone una oportunidad para quienes no pueden tener hijos por medios naturales. En la Unidad de Reproducción Asistida del Centro Médico Quirónsalud Bilbao, el equipo de ginecólogos, embriólogos, andrólogos y psicólogos trabajan desde hace veinte años para cumplir el sueño de muchas mujeres, con o sin pareja, y parejas del mismo sexo que desean cumplir su objetivo de ser madres y mujeres que se plantean preservar su fertilidad ya sea por motivos personales o indicaciones médicas. La unidad cuenta con tecnología e instalaciones de última generación para realizar todos los tratamientos de reproducción asistida disponibles en la actualidad. El doctor Guillermo Quea, responsable de la unidad, y la doctora Marina González Tejedor, especialista en reproducción asistida, explican en qué consiste.

¿Cómo es el proceso?

En una primera consulta se realiza la historia clínica completa y se solicita un estudio a ambos miembros de la pareja cuando es el caso. Con los resultados de estos estudios, se realiza una segunda consulta donde se decide junto a la pareja o paciente el mejor tratamiento, posibilitando así los mejores resultados. Tendremos en cuenta diversos factores como la calidad seminal, la edad de la mujer que va a hacer el tratamiento, la reserva ovárica, los antecedentes médicos, y otros, para poder individualizar cada caso y alcanzar las máximas expectativas de embarazo. Normalmente tenemos el diagnóstico en menos de un mes, para no demorar los tratamientos y con la finalidad de conseguir los mejores resultados en el menor tiempo posible.

¿Qué avances se han logrado?

Las técnicas que han supuesto un avance son la vitrificación de ovocitos o embriones, el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) y el Estudio de Receptividad Endometrial. La vitrificación embrionaria sirve para evitar una de las complicaciones más frecuentes con los tratamientos reproductivos, el Síndrome de Hiperestimulación ovárica. Esta técnica también nos permite realizar transferencias de un solo embrión y minimizar la tasa de embarazo múltiple, sin que por ellos veamos reducidas las posibilidades de conseguir el embarazo. Así mismo, la vitrificación de ovocitos nos permite la realización de ciclos de Preservación de Fertilidad.

¿En qué consiste el diagnóstico genético preimplantacional?

Permite, en familias con enfermedades genéticas hereditarias, conseguir embarazos con niños sanos libres de enfermedad. También se emplea para parejas con abortos de repetición, edades maternas avanzadas para descartar embriones con alteraciones cromosómicas o tras fracasos en las técnicas por fallos de implantación. En cuanto a los Fallos de Implantación, ofrecemos la posibilidad de realizar el Estudio de Receptividad Endometrial (ERA) que nos permite conocer si estamos realizando las transferencias en el momento óptimo o se presenta algún desplazamiento en la ventana de implantación que nos lleve a fracasos repetidos en los resultados reproductivos. A nivel tecnológico, los incubadores Time Lapse nos permiten vigilar el desarrollo embrionario manteniendo las constantes físicas y optimizando las condiciones de los embriones. Gracias a ello conseguimos seleccionar el embrión de mejor calidad para alcanzar el embarazo.

Se han convertido en un centro referente en este campo.

Procedimientos como el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), el estudio del Semen en todas sus modalidades o el Estudio de Receptividad Endometrial (ERA) son algunos de los procesos que convierten a la Unidad de Reproducción Asistida de Quirónsalud Bilbao en un referente a la hora de aportar soluciones innovadoras ante los problemas de fertilidad. Sin olvidar la importancia de un trato cercano y personalizado, individualizando cada uno de los casos en los que trabajamos. La unidad da cuenta de los tratamientos y de los resultados ante el Registro de Actividad de la Sociedad Española de Fertilidad y completa la información con un registro exhaustivo de todos los partos habidos tras los embarazos conseguidos mediante técnicas de reproducción asistida.

¿Qué dudas plantean las personas cuando acuden al centro?

Las mayores inquietudes que tienen nuestras pacientes antes de iniciar el tratamiento tienen que ver con las molestias que sentirán durante la estimulación, las posibilidades reales de conseguir un embarazo y si los tratamientos pueden producirles problemas en el futuro. Es importante por lo tanto que informemos adecuadamente de cada paso del proceso y que las pacientes sientan la confianza necesaria para trasladarnos sus dudas y así podamos resolverlas.

En mujeres con edad avanzada es importante informar detenidamente de los riesgos derivados de un embarazo, especialmente si se trata de un embrazo múltiple. Es por eso que en el equipo de Quironsalud Bilbao recomendamos una consulta preconcepcional que valore el estado de salud previo a la gestación, incluya pruebas que descarten patologías y se den recomendaciones de prevención y consejos de cara al futuro embarazo.

¿Qué papel tiene un psicólogo?

Nuestro gabinete de apoyo psicológico realiza una valoración previa al inicio de los tratamientos y un seguimiento a lo largo de todo el proceso. No siempre se consigue el embarazo en el primer intento. La frustración, el desánimo, el estrés, la sensación de fracaso o de culpa son sentimientos naturales que exigen de apoyo psicológico especializado.

Conservación de óvulos

Cada vez más mujeres deciden preservar su fertilidad, gracias a la técnica de vitrificación de ovocitos. La mujer que lo desee puede guardar sus óvulos cuando todavía es fértil, y éstos mantienen su calidad para cuando recurra a ellos más adelante. Este procedimiento permite que su fertilidad u opciones de embarazo se mantengan hasta el momento que ellas decidan. Y no impide que las mujeres puedan conseguir el embarazo de manera natural en el momento que ellas decidan teniendo ya sus óvulos vitrificados. Es especialmente importante para pacientes que van a pasar por tratamientos oncológicos, que pueden suponer una merma en la fertilidad, ya que abre una puerta a la maternidad futura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos