Los nueve cines del centro comercial Artea cerrarán a principios de febrero

Las colas se sucedían ayer a la entrada de las salas de Leioa, que echarán el telón en un mes./MANU CECILIO
Las colas se sucedían ayer a la entrada de las salas de Leioa, que echarán el telón en un mes. / MANU CECILIO

Después de 20 años de actividad, Cinesa decide no renovar el contrato de alquiler y dejar en la calle a 19 empleados

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

A falta de un mes para el cierre, los clientes del Parque Comercial Artea están a punto de perder una de sus principales referencias. Las nueve salas de cine que acompañan al macrocomplejo de Leioa desde prácticamente su inauguración -las primeras funciones tuvieron lugar el 17 de julio de 1998- tienen los días contados. Cinesa, propiedad del grupo chino Wanda, llevará a cabo las últimas proyecciones el próximo 7 de febrero.

La empresa, líder en exhibición cinematográfica en España, correrá definitivamente el telón y pondrá fin a casi 20 años de historia con una decisión que ha pillado por sorpresa a los espectadores y a la inmensa mayoría de establecimientos, sobre todo a los de hostelería, emplazados en la segunda planta de la gran superficie, sin duda, los más perjudicados por esta decisión. Nadie se esperaba un final así para unos cines que orientaron en todo momento su actividad a la programación más comercial.

Julio de 1998

4.000 metros cuadrados
ocupan los nueve cines. El complejo se inauguró tres meses después de la apertura del macrocentro comercial. Las salas, con distancia holgada entre filas, incorporaron en su momentos las pantallas más espectaculares

Ni siquiera la dirección de Artea estaba al tanto a primera hora de la tarde de ayer de la cercana clausura de unas instalaciones que, con 2.219 butacas, han vivido en las dos últimas décadas las miserias y grandezas de un negocio que ha asistido a una sangría de espectadores. No obstante, en los últimos años había recuperado buena parte del terreno perdido. «El centro comercial va a seguir apostando de forma importante por la baza del ocio. Si se van estos (por Cinesa), vendrán otros. Eso seguro. Cine va a seguir habiendo de cualquiera de las maneras», confirmaron ayer a este periódico portavoces de Artea, que deslizaron que habrá que esperar «unos cuantos días» a que los propietarios del macrocomplejo -Metroparque- les pongan al tanto de los nuevos proyectos. «En breve, pero no aún, -insistieron- podremos poner nuevos nombres y apellidos», aseguraron, sin concretar el tiempo que permanecerán cerradas las salas y la identidad de los empresarios que tomarán el relevo. «Vendrán entonces los tiempos de las negociaciones y, claro, habrá que esperar», señalaron.

Llenos por Navidad

En medio de un mutismo absoluto sobre las razones que han llevado a este inesperado cierre, responsables de Cinesa se limitaron a comentar que el cese de la actividad obedece a la conclusión del contrato de alquiler. «Se ha acabado y se ha decidido no renovar», relataron, sin dar más explicaciones. «Artea ha dejado de formar parte de la oferta de Cinesa. A partir del 8 de febrero ya no estaremos aquí», anunciaron.

La concesionaria alega que «el contrato de alquiler expira y se ha acordado no renovar»

Portavoces de la compañía, que mantiene también un indiscutible liderazgo en Bizkaia gracias a la actividad de las salas que explota en los complejos Max Ocio y Zubiarte, eludieron concretar si el cierre de Artea afectará en el futuro a sus negocios de Barakaldo y Abandoibarra. Tampoco avanzaron si las nueve salas que desaparecerán habían perdido en los últimos meses importantes ratios de rentabilidad. En línea con los resultados de años anteriores, las actuales navidades están resultando todo un éxito gracias a estrenos como ‘El gran showman’ o ‘Star Wars’. Los llenos se suceden especialmente los fines de semana.

Desde algunos medios se ha elucubrado sobre las condiciones que Metroparque habría impuesto a la mayor cadena de cines española para seguir al frente de la gestión del recinto. Algunas fuentes apuntan que entre las peticiones figuraría la puesta a punto de unas dependencias que comienzan a acusar el paso del tiempo. Sin embargo, desde Cinesa se habría respondido con una rotunda negativa a llevar a cabo esta modernización por el importante desembolso económico que exigiría.

El centro comercial seguirá apostando por el ocio. «Cine va a haber. Se va Cinesa y vendrán otros»

Una vez tomada la decisión, la compañía ha comenzado a remitir cartas y en algunos casos a dirigirse verbalmente a varias de las 19 personas empleadas en estos cines para advertirles de la rescisión de sus contratos. Los trabajadores, entre los que ayer cundía el más absoluto desánimo, confían en que puedan ser recolocados en otras salas de la provincia. «Posibilidades hay. Tenemos que pensar en ello. No nos queda otra», argumentaron.

De momento, los espectadores disfrutan estos días, entre otras películas, de ‘Wonder Wheel’, la última entrega de Woody Allen, o de ‘Una vida a lo grande’, el film de Alexander Payne que se sigue proyectando en las sesiones ‘golfas’ de madrugada, una tradición que Cinesa ha mantenido desde su desembarco en Bizkaia. El cierre de los cines que echaron a andar con la espectacular ‘Armageddon’ supone un duro golpe para los más de 200.000 ciudadanos de la margen derecha, que se quedan, no se sabe durante cuánto tiempo, sin sus salas más cercanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos