Nueva casa para los aficionados

Mikel Bilbao, Gonzalo Rogado, Cecilio Carranza, Jose Calleja y Javi Rogado./Pedro Urresti
Mikel Bilbao, Gonzalo Rogado, Cecilio Carranza, Jose Calleja y Javi Rogado. / Pedro Urresti

Reinauguración de la sede social de la Peña Taurina de Santurtzi, fundada en 1956 y considerada la decana de las peñas taurinas de Bizkaia

TXEMA SORIA

La fiesta de los toros, que hasta hace no muchos años gozada de enorme prestigio social, está sumida en una evidente incertidumbre. Su futuro pende de un hilo, de que las nuevas generaciones acepten la tauromaquia como un arte y no como un rito bárbaro. A pesar de las dificultades, todavía quedan muchos aficionados en el País Vasco que mantienen su pasión intacta por el llamado ‘arte de Cuchares’.

Uno de esos grupos de aficionados son los integrantes de la Peña Taurina de Santurtzi, fundada en 1956 y considerada como la peña decana en Bizkaia, que ayer por la tarde reinauguró su sede en la calle Cartero Germán tras casi dos años cerrada para poder adecuarse a la normativa municipal vigente en materia de urbanismo. A pesar de ello, han seguido funcionando e incluso han crecido en el número de socios.

Para dentro de unas semanas, del 13 al 15 de abril, los socios de esta peña tienen previsto un viaje a Salamanca, donde visitarán diferentes ganaderías. La reinauguración de la sede social de la Peña, que preside desde 1983 Fernando Núñez Manzano, contó con la presencia de Ángel Romero, sacerdote jubilado de la localidad, quien bendijo las instalaciones; el txistulari Mikel Bilbao, que saludó con los sones del txistu al centenar de personas que se acercaron al festejo; y Lidia Muñoz, que vino ex profeso para la ocasión desde Badajoz y fue la encargada de cortar a cuchillo un magnífico jamón y ofrecer unos quesos deliciosos.

En el acto estuvieron Ainhoa Arrondo, secretaria de la Peña, que dio la bienvenida a los asistentes; los concejales de Santurtzi Danel Bringas, responsable de Cultura, Euskera y Deporte; e Itsazain Ortolatxipi; Dani Gómez, que fuera presidente del Club Taurino de Bilbao; Marcelino Gorbeña, que acudió en representación del Club Cocherito; Nicolás Murillo, presidente de la Peña Taurina Tentadero de Algorta; Bernardo Ardanaz, presidente de la Peña Ochomayo de Orduña; Rafael Murias, María José Ardanaz, María del Tránsito Ramos, Josune Carranza, Marino Ontoria, Miguel Muñoz, Pablo Vélez, presidente honorífico del Orfeón de Sestao; Roberto Díaz, Inmaculada Fontaneda, Iñaki Medallo, Montxu Martínez, Ángel Larrauri y Marian López.

Asimismo acudieron Tomás Sánchez, presidente del Centro Salmantino de Barakaldo; Víctor Fernández, Gonzalo Rogado, Cecilio Carranza, José Calleja, Javi Rogado, Floren González ‘Tintxu’, José David Fidalgo, padre el novillero Alberto Fidalgo ‘El Niño de Pozas’; Lino Fidalgo, Ventura Rodrigo, José Fonseca, Marije Calvo, María Maza, Alfredo Meruelo, Rosi Godino, Juan Antonio Arana, Juan Manuel Ponce, Juan Martínez, Maite Ortega, Conchi Cid y José Luis Sádaba. No faltaron Jesús Vivanco, Fernando Miñámbres, Emiliana de la Prieta, Begoña Herranz, Ángel Aparicio, socio más antiguo de la peña santurtziarra, Andrés Ruiz, Zuzene Fernández, Marcela Casado, Justio Álvarez, Carmen Jorge, Marta Portugal, Urbano Puente y Joseba Cuaresma, encargado del local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos