Nueva alternativa gastronómica

Álvaro Díaz de Lezana, Yolanda Aberasturi, Susana Rebollar y Jorge Canivell./Jordi Alemany
Álvaro Díaz de Lezana, Yolanda Aberasturi, Susana Rebollar y Jorge Canivell. / Jordi Alemany

El cocinero Alberto Vélez y la maitre y sumiller Monika Pujana inauguran en pleno centro de Bilbao el restaurante El Informal

TXEMA SORIA

El cocinero Alberto Vélez es uno de los más brillantes de su generación. Desde muy joven tuvo responsabilidades en restaurantes de primer nivel. Ejerció como director gastronómico de la cadena Ercilla antes de ser elegido máximo responsable del restaurante Beltz The Black. En 2015, tras una temporada en Amorebieta, volvió a Bilbao, donde siempre quiso estar. Abrió junto a su mujer, la maitre y sumiller Monika Pujana, el restaurante Gu2, una de las referencias gastronómicas de la ciudad.

Ambos se han embarcado en una nueva aventura. Ayer invitaron a muchos de sus amigos a la inauguración de El Informal –se encuentra al comienzo de María Díaz de Haro–, del que Capi Torres será la encargada. Este es un proyecto en el que la cocina, muy asequible económicamente, está pensada para ser compartida con los demás. El local ha sido reformado por el decorador e interiorista Endika González.

El Informal abre sus puertas a primera hora de la mañana para el desayuno. A mediodía la barra de pintxos apaciguará el apetito de los más hambrientos. Por la tarde y noche el personal podrá tomarse una copa con tranquilidad. En el comedor interior el comensal puede degustar croquetas, ensaladilla rusa con gambas, huevos camperos fritos, rotos al pimentón; mejillones al vapor, revuelto de perretxiko, lomos de chicharro y tomate concasé, sapito al horno, merluza a la bilbaína, entrecot laminado, albóndigas a la jardinera... A partir de la próxima semana incorporan a la carta arroces cremosos de mariscos y paellas de pescados y mariscos.

A la inauguración se acercaron el cocinero Alberto Zuluaga, Javier de la Cruz, presidente de la Asociación de Sumilleres de Bizkaia; Emilio Hernando y Nunci García, de jamones ibéricos Montaraz; Bernardo Villanueva, que cortaba el jamón a cuchillo; Yolanda Aberasturi, Alberto González, Álvaro Díaz de Lezana, Santiago Garmilla, Mariví Juárez, Fernando Barrio, miembro de la Academia Vasca de Gastronomía; Susana Rebollar, de Uniformes Moyua; Jorge Canivel, María Loizaga, Kristina González Bilbao y Luis Pesquera, de Marqués de Riscal.

Asimismo estuvieron Antonio Casares y Jon Gómez, de San Mamés Jatetxea; Gerardo Álvarez, Mercedes Rodríguez, Valentín y Marta Uriarte, responsable del Puente Colgante de Bizkaia; Eduardo Oyarzabal, Aitziber Lauzirika, Mirian Iturbe, Guillermo Peligros, José Basterra, Estela, Enrique y Rosa Osorio. No faltaron Juan Luis Gurtubay, Abel María Negrete, Jesús Garmendia, Jorge Díaz, Óscar Garmendia, Ignacio Ezpeleta, Alfonso, Eugenio y Blanca Bravo, Alexandra Mircioaga, Vitalie Nofit, Íñigo Elorriaga, cocinero del restaurante Boroa; Dani Torres, Gontzal Azkoitia, Javi Alonso, Aritza Torrontegi, Unai Marco, Lara Calzado, Cayetano Jiménez, Juanan Zaldua, responsable del restaurante Komentu Maitea; Rosa María Zulueta, Alfonso Venero, Patxi Gorbea, Gonzalo Olabarria, Cristina Bañales, Kepa Olabarrieta, director de Bilbao Convention Bureau; y Usone Asengor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos