Niegan un premio de Carnavales a unas madres lactantes por no poder ir a recogerlo esa noche

Tres madres y tres bebés el día del desfile./IGNACIO PÉREZ
Tres madres y tres bebés el día del desfile. / IGNACIO PÉREZ

Denuncian la «falta de sensibilidad» de Bilboko Konpartsak, que no quiso hacer excepciones. «A esas horas estábamos en casa con los bebés»

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

María Lezaun decidió incorporarse al grupo de lactancia del ambulatorio de Rekalde en septiembre de 2016. En julio había nacido su hija Haizea, una preciosidad que ronda el año y medio. «Me apunté no sólo porque te aconseja sobre cómo dar pecho, sino porque es un lugar donde todas las madres nos sentimos acompañadas en la maternidad, que es muy bonita pero también intensa y tiene su parte dura». Así han hecho equipo, tanto que la amistad se extiende más allá de los encuentros en el centro de salud. «El año pasado bajamos juntas con los txikis a ver el desfile de Carnaval y alguien propuso apuntarnos este año». Las madres confeccionaron unos disfraces de gallinas, revestidos con muchas plumas blancas y acabados en las piernas con unas patitas amarillas teñidas por ellas mismas. Junto a sus pequeños, 16 bebés de menos de año y medio vestidos de pollitos, enamoraron a un jurado compuesto por miembros de Bilboko Konpartsak, Farolín y Zarambolas y un concejal del Ayuntamiento de Bilbao. Este año le había tocado a Francisco Samir Lahdou, edil de Goazen Bilbao. Lograron un tercer premio, el del público, que «no te puedes imaginar la ilusión que nos hizo», recuerda Maite García.

Parte del grupo posó ayer para EL CORREO en Rekalde
Parte del grupo posó ayer para EL CORREO en Rekalde / IGNACIO PÉREZ

Llovía a cántaros, hacía frío y la entrega de premios estaba prevista a las 21. 30 horas, así que conocieron la buena noticia en casa por motivos de causa mayor. No eran horas ni climatología para lactantes de menos de dos años. Fue la misma Maite quien escribió a Bilboko Konpartsak un par de días después. «No sabéis lo que significa para nosotras», celebraba, no ya por la cuantía económica -200 euros-, sino porque «visibilizaba las demandas» de un colectivo no siempre tratado con la debida sensibilidad. Desde el primer correo electrónico para apuntarse «reivindicábamos una crianza natural y apoyar al movimiento ‘yo no renuncio’, con pancartas que llevaron al desfile como ‘Es mi teta, yo decido’». Aún no imaginaban que la última causa que defender la encontrarían enfrente. Desde la organización, la respuesta fue escueta. «Enhorabuena por vuestra participación y por vuestro premio. Según aparece en las bases, es requisito indispensable estar presente el sábado en la plaza Nueva», respondieron, si bien abrían la puerta a valorar la situación «en la próxima reunión». No hubo suerte. Dos semanas después, Bilboko Konpartsak les trasladó que no podían hacer este tipo de excepciones. «De todas formas, os animamos a participar en las próximas ediciones y, si se repite el caso, podéis enviar a alguien en vuestra representación».

«Una gran decepción»

«Ha sido una gran decepción y más cuando viene de Bilboko Konpartsak, que hace gala estar implicado en estos temas. No necesitamos pedirle a nadie que nos represente. Se trata de si podemos participar plenamente, con nuestros hijos, en el ocio de la ciudad», denuncia Lezaun. «Esta falta de sensibilidad demuestra que queda mucho para alcanzar una sociedad que valore y entienda las diversas realidades de las mujeres», constata. «Queremos contarlo, no por los 200 euros, sino para que se cambie esa norma. Simplemente porque queremos que la adecúen al momento presente y las necesidades de la gente».

En su contexto

50
actos se celebran en Bilbao en Carnaval. Una Comisión Mixta (mitad concejales, mitad miembros de Bilboko Konpartsak) valora todos los actos, pero no se organizan de forma conjunta.
«No sabíamos nada»
Una portavoz del Área de Igualdad, Cooperación, Convivencia y Fiestas aseguró ayer que el Ayuntamiento «no tiene participación ni da ninguna subvención» al concurso de disfraces. «No hay técnicos ni miembros del equipo de gobierno. Es un acto de Bilboko Konpartsak. No conocíamos esa situación. La abordaremos en una reunión la próxima semana.
Presencia de ediles
En el jurado del concurso de Carnaval participa todos los años un edil. Este año, Samir Lahdou, de Goazen.

Una portavoz oficial del área de Igualdad, Convivencia y Fiestas precisó ayer que «el Ayuntamiento no tiene ninguna participación ni subvenciona» el concurso, en el que no toman parte «técnicos ni miembros del equipo de gobierno». «Desconocíamos este asunto», zanjó antes de anunciar que lo abordarán en una Comisión Mixta con Bilboko Konpartsak «la semana que viene». Un concejal forma siempre parte del jurado. Samir Lahdou, que estuvo este año, se desvinculó de la decisión: «No lo veo bien. Si hay madres lactantes, hace falta una excepción. Aunque puede traer problemas con otros grupos por las bases». En Bilboko Konpartsak, que ayer celebró una reunión, insistieron en que se han limitado a aplicar las bases, «lo que este año también ha afectado a otros concursantes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos