Zaratamo instalará energías renovables en los edificios públicos

El colegio de Elexalde será uno de los edificios en los que se actuará./J. G.
El colegio de Elexalde será uno de los edificios en los que se actuará. / J. G.

El Ayuntamiento ha elaborado un plan para reducir el consumo de luz y calefacción en los distintos equipamientos

LEIRE PÉREZ ZARATAMO.

La sustitución de luminarias por unas más sostenibles, de tipo led, ha permitido al Ayuntamiento de Zaratamo reducir en los últimos años el gasto de alumbrado público, que era de alrededor de 70.000 euros, en un «cincuenta por ciento», según indica el alcalde, Jon Ajuria. Una efectividad que ha llevado a los responsables municipales a elaborar un plan para mejorar la eficiencia energética y lograr así la reducción de emisiones de CO2 en los edificios municipales.

En ese sentido, la Administración local prevé instalar calderas de biomasa, astilla o pellet; energía geotérmica que obtenga el calor de la tierra; y placas solares que sirvan tanto para calentar el agua como para suministrar luz. Además, el Consistorio tomará otras medidas con las que espera reducir el consumo. Así, habilitarán sistemas para que se enciendan y apaguen las luces de forma automática y se regule la temperatura de los edificios en función de la época del año. También se arreglarán las fachadas que pierden calor con sistemas envolventes que den un alivio a la hora de tener que apretar el botón de la calefacción.

Los inmuebles en los que se intervendrá, en distinto grado, serán las escuelas viejas de Elexalde, los frontones, la iglesia de Arkotxa, el inmueble donde se encuentra el área de Asuntos Sociales, así como la biblioteca, el colegio de Elexalde y la casa de cultura.

Invertir en servicios

En principio, el plan no incluirá al Ayuntamiento, puesto que el edificio nuevo incorpora las últimas mejoras energéticas, como calefacción por biomasa y otro tipo de recursos que permiten que las instalaciones no pierdan calor. Según recuerda el primer edil, «ya no tenemos deuda, lo que nos permite afrontar inversiones, y además existen subvenciones de otros organismos» para desarrollar este tipo de proyectos.

Una de las primeras actuaciones, que se llevará a cabo este mismo año, será el «aislamiento» del tejado de las escuelas públicas después de haberse arreglado la fachada para reducir el consumo de calefacción. Ajuria asegura que el ahorro que se obtenga con las diversas actuaciones servirá para «invertir en otras necesidades y servicios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos