Vecinos denuncian molestias por el retraso de las obras en un parque infantil de Arrigorriaga

Las obras del parque se paralizaron en 2016 por estar sobre un antiguo depósito de hidrocarburos / L. A. G.
Las obras del parque se paralizaron en 2016 por estar sobre un antiguo depósito de hidrocarburos / L. A. G.

Un fallo de cimentación vuelve a demorar la inauguración de un recinto en el que se comenzó a trabajar hace dos años

ASIER ANDUEZA ARRIGORRIAGA.

Los vecinos que residen junto al parque infantil de Lehendakari Aguirre de Arrigorriaga han denunciado las molestias que les causa el retraso de la obra de cubrimiento de este recinto. El tajo comenzó en septiembre, pero un error «en la cimentación de las columnas de la cubierta» ha impedido a los operarios avanzar, según ha podido saber este periódico. Según los vecinos, lo único en lo que se ha avanzado en las últimas semanas «es en retirar un 'contáiner' de escombros». «Los residentes estamos preocupados por este retraso porque vamos a seguir teniendo durante más meses escombros delante de nuestras casas», explicaron. La constructora se ha comprometido a reanudar las obras en los próximos días. El alcalde de la localidad, Asier Albizua, afirma que «ahora se ha publicado en el boletín de Bizkaia la formalización del contrato y por fin terminaremos el tajo a lo largo de este primer trimestre del año». La cubierta debía estar finalizada para comienzos de este mes de enero. En realidad, éste no es el primer contratiempo que sufren estas labores.

El Ayuntamiento sacó a finales de 2015 a licitación de la actuación para instalar «una txapela» al parque, pero en el momento en el que la firma contratada por 280.000 euros - Trabajos Especiales Zut S.L. de Arrankudiaga-comenzó a remover las tierras, los operarios descubrieron que bajo el skatepark había un depósito de hidrocarburos de la antigua fábrica de pinturas Eduardo Artiach, terrenos «tapados con tierra» hace más de tres décadas. Ante esa situación, la empresa pidió que se liquidara el concurso y que el Consistorio le abonara las labores ejecutadas hasta entonces, unos 40.600 euros -los cálculos de la compañía y de la Administración local diferían en 4.000-.

Para la firma, «todo fue un despropósito, porque el Ayuntamiento tenía que haber analizado los terrenos, que ya sabía que podían estar contaminados, antes de sacar el concurso de la cubierta del parque». Además de la demora de las obras, las consecuencias del hallazgo del depósito se tradujeron en un encarecimiento de los trabajos, ya que la retirada del tanque la tuvo que ejecutar un gestor autorizado, a lo que se destinaron 52.000 euros. Después, el Consistorio logró que la empresa de reformas Indenort, la actual contrata, se hiciera cargo de la obra, con un costo total de 247.300 euros.

Votación popular

Los propios niños que van a utilizar este parque han decidido qué tipo de juegos quieren instalar. Para ello, el Ayuntamiento abrió hace dos meses un proceso participativo con el objeto de decidir cuáles serán las instalaciones. El 17 de diciembre se celebró un taller dirigido a todos los ciudadanos interesados. En este acto, y a través de pegatinas, se elaboró un gran mural con los elementos elegidos para saber cómo será este espacio. «Teniendo en cuenta esta información y los resultados de las encuestas on line, se han diseñado los pliegos para el concurso», confirmaron entonces fuentes municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos