Ugao construirá una rotonda a la entrada del polideportivo Jaro

Los coches aparcan a ambos lados por falta de espacio. / A. A.
Los coches aparcan a ambos lados por falta de espacio. / A. A.

El Ayuntamiento ya ha recibido la respuesta del Ministerio de Fomento que les exige segregar estos terrenos cercanos a la A-68 para iniciar las obras

ASIER ANDUEZA UGAO.

La entrada al polideportivo Jaro, en Ugao, soporta a diario el tráfico de muchos vehículos, la mayoría de usuarios, con lo que eso conlleva para la seguridad vial. Ya en los presupuestos del año pasado, el Ayuntamiento recogía la necesidad de mejorar este aspecto y parece que ahora está cerca de dar un gran paso para hacerlo. «Muchos conductores tienen que hacer maniobras para salir del parking e, incluso, lo hacen en dirección contraria», indica el alcalde de la localidad, Ekaitz Mentxaka.

Por eso, su equipo de gobierno proyectó crear una nueva rotonda en la entrada y aprovechar para ampliar en una veintena más las plazas de su aparcamiento. «El problema es que, aunque teníamos el dinero para hacer esta obra, al estar situada a tan solo 8 metros de la autopista, tuvimos que pedir permiso al Ministerio de Fomento para poder realizada. Y nos han respondido ahora, un año después», destaca el regidor.

En la comunicación de Fomento, se indica al Consistorio que debe «segregar» la zona. « Nos cederán los terrenos y debemos registrarlos en el catastro. Entonces podremos iniciar las obras», añade Mentxaka, que ya ha preguntado a la Diputación cuánto tiempo tardaría este profeso. El alcalde es optimista y confía que esa mejora del acceso a Jaro sea realidad antes de junio.

Las obras se han retrasado un año porque es lo que ha tardado Fomento en dar su visto bueno al plan

En mes y medio

Estos trabajos ya aparecían el año pasado en los presupuestos municipales. En ellos, se destacaba la necesidad de ampliar el aparcamiento del polideportivo en otras 23 plazas, y la construcción de una rotonda que mejorará tanto la circulación, como la seguridad, permitiendo dar la vuelta cómodamente y circular en ambos sentidos. Todo ello tendría un coste de 73.500 euros

Sin embargo, según explicó entonces el alcalde, los trabajos estaban supeditados «a la obtención de correspondiente permiso por parte de la AP-68 y el Ministerio de Fomento». Una petición cuya respuesta se ha demorado hasta ahora. Sin embargo, ello no impedirá que este año vuelva a tener su partida en las cuentas municipales. «Como no lo hicimos en 2017, podemos pasarlo a los presupuestos de este año. Tenemos plazo hasta junio», indican desde el Consistorio.

Así, en cuanto todos los permisos estén en regla, se sacara a licitación la obra y, probablemente, «conseguiremos rebajar su coste final. La cifra de partida de la licitación será 73.500 euros». Los técnicos municipales estiman que se ejecutará en un mes y medio aproximadamente, un plazo relativamente corto, pero ajustado para una intervención que no parece, a priori, muy complicada, según los expertos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos