Testigos de las fiestas desde 1935

Iñaki García Uribe, junto a algunos de los ejemplares.
Iñaki García Uribe, junto a algunos de los ejemplares. / E. C.

Una exposición recoge los programas de las celebraciones en honor a la Virgen de Udiarraga en Ugao con ejemplares de diferentes épocas

ASIER ANDUEZA UGAO-MIRABALLES.

La villa de Ugao-Miraballes lleva desde 1935 editando su programa festivo en honor a la Virgen de Udiarraga, celebraciones patronales que llenan de actividades el municipio a comienzos de septiembre. Desde entonces, los pasquines han evolucionado notoriamente, algo que se puede comprobar en una visita el estanco de Iñaki García Uribe, en las inmediaciones del Consistorio. Este ugaotarra atesora en sus estanterías 49 programas de fiestas de diferentes épocas.

Según explica, «no tengo todos los números, pero sí puedo decir que tengo el 80% de los ejemplares». Satisfecho con ese pequeño tesoro, apunta que «algunos de ellos, como el primero, solo los tengo yo, ni tan siquiera disponen de él en el Ayuntamiento». Para llegar a este punto, puntualiza, ha sido necesario «un trabajo de documentación increíble», unas labores que son «fruto de ese 'para qué guardas' que todos me decían hace décadas».

En su opinión, «es interesantísimo estudiar estos libritos de época y compararlos con los del siglo XXI, incluido los anunciantes, algunos descendientes de segunda generación de aquellos que en origen se publicitaban en las fiestas patronales en el único soporte impreso que existía en todo el año en los pueblos: los programas de fiestas».

Entre los números que se pueden contemplar incluso es posible extraer alguna conclusión histórica. Es el caso, por ejemplo, del titular que reza el primero de los ejemplares, que se imprimió en plena Segunda República y «en el que se quiso llamar a los actos festivos 'las fiestas la de La Caldera' porque en el escudo de la villa aparece una».

García Uribe comenta en ese sentido que «la verdad es que querían huir de la Iglesia, pero no se dieron cuenta de que la cofradía utiliza la olla como símbolo y es una asociación religiosa».

A todo color

De acuerdo a los números que conserva, en 1959 «se utilizaron tres colores», mientras que a partir de 1972 su formato ya es totalmente «a color y más grande, sobrepasando el tamaño DIN A4», como un folio. Pese a los cambios, lo que muchos de ellos tienen en común es que «la mayoría de las fotos» las hizo su padre, Javier García Rodrigo, «el cronista oficial de la villa».

Con la vocación de divulgar esta recopilación, García Uribe anima a acudir al estanco a «disfrutar de la exposición». «No hace falta comprar nada», solo empaparse del pasado de la localidad a través de sus fiestas, con concursos de feos y feas, veladas de boxeo y certámenes de pesca en el Nervión.

Fotos

Vídeos