Solo tres de cada diez comercios de Galdakao son 100% accesibles

Presentación de los resultados celebrada ayer en el Ayuntamiento. / A.A.
Presentación de los resultados celebrada ayer en el Ayuntamiento. / A.A.

Fekoor presentó ayer un análisis que reveló que, de los 260 locales analizados, las personas con movilidad reducida pueden entrar sin problemas a 76

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Todavía queda mucho camino por recorrer para que las tiendas y bares de Galdakao sean accesibles. Así lo revela un estudio presentado ayer en el Ayuntamiento por Fekoor, la Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Bizkaia. Y es que, de los 260 locales galdakaotarras evaluados en el último mes, solo uno de cada tres, 76, tienen una entrada cien por cien accesible.

Según explicó el responsable del colectivo, Juan Carlos Sola, en este tiempo «se han analizado las entradas de los locales, los baños y la habitabilidad». En ese sentido, para cruzar la puerta de 35 negocios es necesario superar un escalón de en torno a dos centímetros de altura. «Permiten el acceso a personas con movilidad reducida si usan una silla eléctrica, pero no son accesibles para muchas personas si no cuentan con esa ayuda», detalló. Más de un centenar, por su parte, cuentan con un peldaño en la entrada mayor, por lo que no puede entrar ninguna persona con movilidad reducida.

149
negocios son completamente inaccesibles al contar con peldaños en la puerta de más de 2 centímetros.
3
de los 49 establecimientos hosteleros estudiados tienen baños adaptados.

Sola lamentó que «hemos constatado en general un bajo cumplimiento de la Ley de Accesibilidad incluso en los locales que ya han sido reformados», aunque quiso resaltar, «como dato positivo», la existencia «cada vez más de establecimientos que han hecho un esfuerzo para que sus locales sean accesibles». Por ello, y porque la campaña 'Somos Accesibles' en la que se enmarca este estudio quiere «reconocer en positivo», desde Fekoor premiaron a la cafetería Urrestarazu «por sus buenas prácticas, sus aseos adaptados y los espacios de circulación interior amplios que permiten el tránsito de personas con movilidad reducida con normalidad» y a la Farmacia M. y M. Hernández «porque cumple con la normativa de accesibilidad», entre otras particularidades.

Baños como almacén

Uno de los datos más relevantes de los aportados por la Federación en la presentación de los resultados, en la que estuvieron acompañados por la teniente de alcalde, Aintzane Urkiza, es que solo tres negocios tienen baños adaptados, aseos que «en algunos casos se utilizan como almacén». A nivel de habitabilidad, la situación no es mucho mejor. Solo el 25% de los establecimientos «tienen un espacio adecuado para que las personas con movilidad reducida puedan estar en el local en condiciones de confort y seguridad, con mesas anchas, espacio adecuado para giros y barras bajas», desgranaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos