Penas de entre seis meses y cuatro años para los asaltantes de Hodei la noche de su desaparición

Los padres de Hodei Egiluz, que se han desplazado desde Galdakao a Amberes para concocer la sentencia de primera mano, han viajado a la localidad belga en numerosas ocasiones./EFE
Los padres de Hodei Egiluz, que se han desplazado desde Galdakao a Amberes para concocer la sentencia de primera mano, han viajado a la localidad belga en numerosas ocasiones. / EFE

Los padres del joven galdakaotarra han acudido a Amberes para conocer de primera mano la sentencia que cierra este caso sin aclarar lo sucedido

A. ANDUEZA/ A. LORENTE

Cuatro años después de que se perdiese en Amberes la pista del joven de Galdakao Hodei Egiluz, cuyo cuerpo fue localizado el año pasado en el río Escalda a su paso por la ciudad belga, se ha dado a conocer esta mañana -un día antes de lo esperado y en presencia de los padres del ingeniero fallecido- la sentencia por los robos de los que fue víctima la misma noche de su desaparición. El Tribunal de Justicia de Ámberes ha atendido los requerimientos de la Fiscalía y ha decretado penas de prisión de entre seis meses y cuatro años para los cuatro acusados de haber asaltado a Hodei la madrugada del 19 de octubre de 2013.

Según las fuentes consultadas, la mayor pena ha recaído sobre Youssef Mabtoul, condenado por haberle robado la cartera e intentar usar su tarjeta de crédito en un cajero. Está desaparecido, de ahí que el juez haya decretado su busca y captura. Para este se ha pedido 4 años de prisión. Por otra parte, han sido condenados a 40 meses de prisión quienes le robaron el teléfono móvil y luego lo vendieron. Se trata de Jaouad Moubssir y Mohamed Yachou. Este último fue el único que compareció en el juicio celebrado hace un mes, ya que está en la cárcel por otros delitos. Por último, el juez ha decretado seis meses de prisión para Carmen Trimbitas, la mujer de nacionalidad rumana que por 60 euros compró el móvil robado a uno de los implicados, que resultó ser novio de su hija.

No hay que olvidar que este juicio se celebró por el robo y asalto a Hodei, no por su desaparición y posterior muerte. Como denunció Pablo, el padre de Hodei tras el juicio del 21 de septiembre, «este no es nuestro juicio, no es el juicio que queremos». «Moralmente estoy convencido de que tomaron parte y de que estaban allí en el momento de la caída», denunció antes acusar al Gobierno belga de ser «responsable subsidiario» de la muerte por «permitirles salir para que se reinserten y su reinserción es volver a atracar con violencia». «No se ha encontrado ninguna prueba que explique lo que le pasó esa noche, por lo que nos quedaremos sin saber que pasó», han señalado fuentes de la familia. Asimismo, han lamentado «que esto se acabe aquí, ya que es casi imposible que se celebre otro juicio, salvo que alguno de los autores del crimen confiese o se encuentre alguna otra prueba contundente». Por otra parte, afirman que «es hora de seguir con la vida normal, aunque siempre quede el dolor y la duda por la muerte de Hodei».

Fotos

Vídeos