Los dos senior del Atlético Basauri sucumben en las fases de ascenso

El senior femenino empezó jugando contra el Balonmano Colores. / A.B.
El senior femenino empezó jugando contra el Balonmano Colores. / A.B.

El club lamenta que los equipos no han «sabido matar» los partidos, pero celebra el «buen ambiente» vivido en Vigo y en Artunduaga

ÓSCAR GARCÍA MANCERAS BASAURI.

Ni Vigo ni Artunduaga pudieron celebrar el ascenso del Atlético Basauri. Los primeros equipos del club, tanto masculino como femenino, disputaron las respectivas fases el pasado fin de semana, pero ninguno de los dos obtuvo el billete a la siguiente categoría. «Habrá que seguir buscándolo», sentencia Juan Reyes, vicepresidente de la entidad. En su opinión, ambos conjuntos padecieron el mismo problema: «No hemos sabido matar determinados partidos, ya que en todos hemos estado cerca de la victoria pero en los instantes finales se nos ha escapado»

Así ocurrió en el debut de los chicos en Galicia, donde perdieron ante el Iplacea madrileño (23-24). «Tuvimos el partido ganado, incluso en los últimos diez minutos nos fuimos tres arriba, pero nos entraron los nervios, perdimos balones y lo gestionamos mal, y finalmente perdimos un partido que jugamos mejor que ellos y que teníamos que haber ganado», resume Reyes. En el segundo encuentro, ante los anfitriones del Carballal, no pudieron pasar del empate (17-17). «Era para haberlo ganado, ellos eran buenos chavales, pero jóvenes, y luego el arbitraje, aunque no fue descarado, nos pareció caserillo», precisan en el Atlético Basauri.

La tercera y última jornada, el Indupime se impuso por 27-21 al Vecindario. «Ellos eran muy veteranos, así que jugamos con rapidez, nos empezamos a ir y el partido fue fácil», explica Reyes. Los vizcaínos terminaron segundos, insuficiente para celebrar el ascenso. «El grupo era el más igualado de todos los sectores, y hemos echado en falta a nuestros dos centrales titulares, que fueron baja, y se ha notado», destaca el vicepresidente.

En el lado positivo, el club basauritarra celebra dos reconocimientos individuales. Jon López fue elegido mejor portero del campeonato y Mikel Hernández, con 19 goles, finalizó entre los tres máximos realizadores. También destacan la cantidad de contactos que han podido hacer con otras entidades. «Hemos estado encantados en Galicia, hemos hecho muchas amistades», precisa Reyes tras una tercera fase de ascenso consecutiva que volvió a salir mal para los basauritarras.

También son muy destacables el ambiente y la concordia vividos en Artunduaga en la eliminatoria femenina. «Los equipos dieron una lección de deportividad y pasión por el balonmano olvidándose del resultado final para fundirse en un solo equipo junto a las cuatro aficiones, que animaban sin descanso desde la grada», describen en el club.

Factura del cansancio

Un baile conjunto generado de forma espontánea después de la competición, que puso al Balonmano Colores en División de Honor Plata. Para el club basauritarra son «justas campeonas». Precisamente ante Colores iniciaron su marcha las vizcaínas, empatando a 30 en el debut. «Estuvimos casi siempre por arriba, pero al final el cansancio pasó factura, y ellas tenían a una jugadora especialmente buena que nos hizo el empate en el último instante», resumen.

La segunda cita fue ante el Malkaitz, y de nuevo las basauritarras no pasaron de las tablas (18-18). «Jugamos de maravilla, pero de nuevo no pudimos cerrar el partido y el empate nos dejaba casi sin opciones», señala Reyes. En el último choque, las locales pudieron brindar la victoria a su afición, y se impusieron 36-22 al Vilamajor catalán. «El balance es que las chicas han jugado un balonmano súper bonito, han jugado de maravilla, pero no hemos sabido matar los partidos», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos