Seguidores de Iván Abasolo piden que sustituya a Fandiño en el cartel de Aste Nagusia

Abasolo dejó de ser novillero en 2013 y se siente «vetado» en Vista Alegre. / IVÁN ABASOLO
Abasolo dejó de ser novillero en 2013 y se siente «vetado» en Vista Alegre. / IVÁN ABASOLO

Critican el veto al orduñés en Vista Alegre después de que hayan optado por contratar a otro matador en lugar de al único diestro vasco

ASIER ANDUEZA ORDUÑA.

Orduña es una ciudad entregada al toreo desde hace siglos. La tradicional corrida de su día grande, el ocho de mayo, se celebra desde 1638. Con apenas 4.200 habitantes, ha alumbrado a los dos únicos toreros vascos que había en activo: el recientemente fallecido Iván Fandiño e Iván Abasolo, a quienes además del origen y el nombre, unía una señalada fecha: ambos tomaron la alternativa un 25 de agosto. Abasolo dejó de ser novillero en 2013, pero no consigue aparecer en ningún festejo ni corrida que programe Vista Alegre y hacer realidad su sueño de torear en la principal plaza de su tierra. El último mazazo llegó ayer. Sus aficionados se levantaron indignados porque la Junta Administrativa ha decidido sustituir a Fandiño por Curro Díaz, de Linares (Jaén) en lugar de contratar al único torero en activo en Euskadi en el cartel de la feria de Aste Nagusia.

«No entendemos por qué han decidido contar con otro torero que no es vasco. Para Abasolo era una oportunidad de oro para debutar en la capital vizcaína y además sustituyendo a su compañero y amigo Fandiño», explicaron fuentes de la peña Iván Abasolo, que hace meses llegaron a enviar una carta a las diferentes asociaciones vascas y que también se repartió en la presentación del Festival del Club Taurino de Bilbao. «Después de toda la lucha por hacerse un hueco, se siente lapidado y olvidado», criticaron durante la campaña que iniciaron hace meses para que pisara el coso bilbaíno. Pero sin éxito.

Muchos de los cerca de 80 socios de la asociación taurina que promociona a Abasolo son de Orduña y de localidades cercanas pero también de Bilbao, de Salamanca o Zamora. Media docena preguntaron en la presentación del cartel de la Semana Grande de Bilbao dedicada al maestro Fandiño por qué no iban a contar con el orduñés. La Junta Directiva respondió que «debe empezar a torear en festejos que no sean la propia Semana Grande, porque necesita un poquito de rodaje. No podemos poner a un torero que torea poco como él en una corrida».

Pero la peña defiende que el coso bilbaíno ha acogido a muchos toreros de la misma categoría «y no entendemos por qué no eligen a un diestro de la tierra». Le avalan 40 novilladas con picadores, dos de ellas en Madrid, diez corridas de toros y «está lo suficientemente preparado para torear en Bilbao», aseguran.

Cinco orejas en tres faenas

Antonio Jesús Blanco, su mozo de espadas, detalló que «está haciendo muy buena temporada y ha conseguido cinco orejas en tres faenas. Y más entrenamientos que nunca». Nadie entiende por qué «le ponen una bola negra en Bilbao». Desde el bar Karmele, el epicentro del toreo en Orduña, Encarni García explica que «lo de Bilbao es como para no ir. Además, me parece que cuanto más ruido hacen los partidarios de Abasolo, menos caso le hacen. Se llevó un gran disgusto cuando en un principio comentaron que iba a torear en el festival taurino, y luego ni le cogían el teléfono». El propio torero orduñés explicó ayer «que no me han visto torear desde 2005 y no sé a qué están esperando. Eso de que necesito estar más en forma se lo han inventado, porque estoy entrenado y toreando más que nunca y no sé por qué me vetan». El diestro añadió que «en cada plaza que he toreado este año consigo que le hagan un homenaje a Fandiño».

Temas

Orduña

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos