Sagarrak analiza en sus jornadas de consumo la psicología de las compras

Mercado del trueque de Sagarrak./E. C.
Mercado del trueque de Sagarrak. / E. C.

El colectivo ecologista de Basauri quiere desmitificar que las compras den la felicidad

LEIRE PÉREZ BASAURI.

¿Consumimos felicidad? Con esta pregunta comenzará la campaña de consumo responsable y transformador que organizará la asociación ecologista Sagarrak en noviembre en Basauri. El colectivo que lleva años intentando concienciar a los basauritarras de que destierren conductas consumistas, ha decidido este año analizar los componentes psicológicos que nos llevan a comprar. «Nos han hecho creer que nos hace feliz, pero no es verdad. Nuestra cultura relaciona el consumo con el bienestar. Sin embargo, tenemos muchas evidencias de que al estar basado en el individualismo y la competitividad no tiene ese objetivo», asegura Garbiñe Angulo, integrante del colectivo. «Muchos estudios manifiestan que la percepción de la felicidad tiene que ver con la calidad de las relaciones sociales, con una sociedad igualitaria. Por ello construir alternativas de consumo colectivo es una cuestión de ecología y justicia social, pero también de bienestar, alegría y felicidad», añade la representante de la asociación.

Incidiendo en esas ideas, del 3 al 10 de noviembre en Marienea se podrá ver la muestra 'Reducir la exposición a disruptores endocrinos', que informará sobre sustancias que alteran las hormonas, y el día 9 en la Casa de las Mujeres se impartirá una charla sobre contaminantes y se presentarán los cortos y la guía didáctica 'Dale al coco'. El día 15 tendrá lugar una mesa redonda en la que se defenderá el consumo consciente como una oportunidad para conseguir la felicidad. Y un día después se presentará en el Social Antzokia la película 'Plastic Planet', documental sobre la amenaza global que supone el plástico.

El broche final a los actos lo pondrá el fin de semana del 18 y 19 de noviembre la octava edición de la feria de trueque y el ecomercado en la plaza de Solobarria. «Este año tendrá especial importancia la zona intangible, en la que se intercambiarán conocimientos y saberes. Aquellos que participen podrán iniciarse en juegos mentales como el ajedrez y aprender persecución, autogestión de la salud, unas claves de fotografía, ritmos de danzas populares y risoterapia, entre otros», adelantan.

Temas

Basauri

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos