Los robos en las piscinas de Galdakao desatan la alarma entre los usuarios

Imagen de las piscinas de Elexalde, cada vez más visitadas. / A.A.
Imagen de las piscinas de Elexalde, cada vez más visitadas. / A.A.

La Ertzaintza ya los investiga los cuatro hurtos registrados por el Ayuntamiento, que estudia medidas para incrementar la seguridad

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Los casos de robos en las piscinas galdakaotarras están trayendo muchos dolores de cabeza a los mandatarios locales y creando alarma entre los usuarios especialmente los de Elexalde, unos vasos externos que este año están teniendo un aumento de afluencia de aproximadamente un 20% en días de buen tiempo. Según el Ayuntamiento, en lo que llevamos de temporada estival se han registrado un total de cuatro robos. Dos casos en Elexalde el 5 de julio, entre las 19. 05 y las 19.15 horas y el último, el pasado domingo, entre las 16.00 y las 19.00 horas. En el polideportivo de Urreta los hurtos se produjeron el 22 de junio entre las 11.30 y las 12.30 horas y 9 de este mes entre las 20.10 y las 22.55.

«El mayor problema está en la falta de control en el acceso que hay tanto en Elexalde como en Urreta. En el primero, por el número elevado de pases de día y por el acceso libre en muchos momentos, en el segundo», dijeron fuentes municipales, que anunciaron que por culpa de estos «amigos de lo ajeno» han intensificado la vigilancia. Asimismo, se van a tomar medidas para reforzar la seguridad en este recinto deportivo. Según explica Koldo Goioaga, concejal de Deportes, «los casos están ya en manos de la Ertzaintza para que logre esclarecerlos, pero además, estamos estudiando cambiar todas las taquillas con nuevas cerraduras, en vez de que tengan el clásico cierre con monedas». Según fuentes municipales, el robo del domingo se tuvo que producir mientras un usuario dejó sus pertenencias con la taquilla abierta mientras se acercaba a las duchas, pues no se llegó a forzar el armario. Desde el Consistorio estudian ahora si podría tratarse de un grupo organizado que se pasee por las diferentes piscinas de la zona para ejecutar sus robos.

Pero estos no son solo los incidentes registrados en los vasos Elexalde desde que abrieran durante la época veraniega, ya que una docena de personas de una misma familia se acercaron a la zona de las gradas y se negaron a dejar de fumar cuando el reglamento lo prohíbe, pese a que se trata de una zona recreativa al aire libre. También se negaon a ponerse el gorro de baño, algo que es obligatorio. La situación fue tan grave que los socorristas tuvieron que llamar a la Policía Municipal y durante ese día «se registraron robos de móviles, incluso uno de ellos me ofreció uno a la salida de las piscinas», dijo un testigo. El año pasado, seis jóvenes de la localidad destrozaron 40 taquillas situadas en los vestuarios del complejo deportivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos