LA FECHA

Renuevan el cambio de vías de la primera estación de metro de Etxebarri para paliar ruidos

La actuación está dentro de un plan de ruido municipal.
La actuación está dentro de un plan de ruido municipal.

La actuación durará siete meses y el Consorcio de Transportes destinará 429.000 euros a la sustitución

LEIRE PÉREZ ETXEBARRI.

El contacto entre las ruedas de los ferrocarriles y las vías, eleva los decibelios y genera molestias a las personas que residen en las proximidades. Un ruido que se incrementa cuando los anillos circulan por encima de las denominadas ´bretelles”, un conjunto de rieles en forma de cruz de San Andrés, que permite enlazar dos vías paralelas por las que se discurre en diferente sentido y que además se encuentran en un espacio escaso. La estación de San Esteban de Etxebarri, un apeadero que echó a andar hace doce años, cuenta con una de estas estructuras al ser la última estación de la línea 1 y tener los convoyes, que después de dirigirse al municipio, cambiar de vía y dar marcha atrás para transportar a los usuarios en sentido Bilbao. La bretelle de esta estación se puso en marcha cuando el ferrocarril metropolitano conquistó un hito más en su historia y asaltó la comarca Nervión- Ibaizabal. Para reducir las molestias que provoca en los edificios de viviendas colindantes y el desgaste de los años, el Consorcio de Transportes de Bizkaia ha aprobado la renovación del elemento con una inversión de 429.000 euros.

La intervención redundará en una reducción de las vibraciones y ruido, pero además también optimizará la seguridad al tratarse de un punto utilizado de forma constante, cada pocos minutos, cada vez que un metro llega a la localidad. La sustitución se enmarca en un plan estratégico de actuaciones, que busca a su vez cumplir con el plan de acción contra el ruido aprobado en 2016 y en el que se interviene en puntos críticos como, por ejemplo, el tramo de Etxebarri. La sustitución del equipo se realizará a lo largo del próximo año con un tiempo de ejecución de alrededor de siete meses. Hasta septiembre las empresas podrán presentarse al concurso público que ha convocado el organismo vizcaíno este mismo mes de julio.

2016
es cuando se aprobó un plan estratégico de ruido que planteaba medidas como ésta para reducirlo.

Sin «grandes quejas»

Desde el Ayuntamiento, el alcalde, Loren Oliva, mostró su satisfacción por la medida, aunque aseguró que «no hay grandes quejas vecinales en este punto». No así en el entorno de la nueva estación que da cobijo a la Línea 3 y que trastoca el descanso de los vecinos del entorno de la calle Bernar Etxepare. Los residentes tienen que lidiar con la gran afluencia de trenes llegados desde San Sebastián, Bermeo y Durango, así como con los cambios de vía, que en algunos momentos de la jornada disparan los ruidos hasta los 65 decibelios, por encima de lo recomendable para la salud. Euskal Trenbide Sarea contempla la construcción de un muro de vegetación para amortiguar el ruido y sustituir el actual tabique de hormigón que se encuentra resquebrajado en buena parte, aunque todavía no hay fecha.

Fotos

Vídeos